Oracle solo piensa en la nube

La estrategia de Oracle para salir adelante y masificar la nube está muy clara. Es una apuesta total como sólo puede hacerse al estilo Ellison y pretende buscar hacer que las empresas (de todo tamaño) sean más competitivas

Hace apenas unos días, Oracle llevó a cabo en su sede principal de Silicon Valley, un Media Day para conversar en “petit comité” con su CEO Mark Hurd y algunos de sus ejecutivos más importantes.  Para quiénes no teníamos la oportunidad de conocer la base de operaciones de este fundador del valle de Silicon, es impresionante ver el campus que ha ido creciendo con el tiempo.  Sin embargo, pese a tener ya varios años de haberse construido, no pierde vigencia ni relevancia.  Detalle curioso si es el encontrar parqueado el esqueleto con el que el “team USA” ganó la copa mundial de veleo hace un par de años, patrocinados por Oracle.

Oracle sigue siendo un ícono de Silicon Valley tanto como su fundador el polémico Larry Ellison.  Polémico por no tener filtros al decir lo que piensa y hacia dónde quiere ir.  Y lo más importante, cumple y ejecuta su visión.  Al menos eso ha sucedido en los últimos 25+ años.

En el campus principal de Oracle laboran más de 8,500 personas de múltiples nacionalidades, pero predominaban en los pasillos los de origen hindú.  Además, posee otros campus alrededor de California en donde hay más de 11,500 empleados, sin contar los que están alrededor del mundo.  En cuanto a centros de datos, Oracle posee 21 a nivel mundial contando únicamente hasta hoy con uno en América Latina (Brasil).  Esto cambiará pronto de acuerdo a lo que dijera Luiz Meizler, Presidente de América Latina para Oracle en OpenWorld 2016.

Pero dejemos a un lado lo impresionante de su campus y entremos en materia de tecnología y negocios.

La implementación total de la nube a una década de distancia

Hurd comenzó su presentación haciendo un énfasis muy grande en la inversión que Oracle lleva a cabo anualmente en Investigación y Desarrollo.  De su presupuesto, 5 mil millones de dólares son destinados a este rubro, con lo cual pretende mantener la innovación en lo que hace.  Según Hurd “la innovación es lo que Oracle busca para poder sobrevivir y mantener su liderazgo en cada segmento en que participa”.  Ésta no se logra de la noche a la mañana y tampoco es gratis, por ello son de los que más invierten en el mercado.

Su siguiente oración fue que Oracle considera que la transición completa de cualquier empresa a algún tipo de Nube demorará aún una década.  Pese a que el crecimiento ha sido bastante rápido no es lo suficientemente para abarcar a todas las empresas.

La seguridad ha sido uno de los principales factores que ha impedido la migración a cualquier tipo de nube según algunas compañías.  Mark Hurd señaló que la mejor excusa para migrar hacia la nube es precisamente la seguridad.  “Oracle se dedica diariamente a monitorear y corregir de inmediato cualquier vulnerabilidad que encuentra.  De esta manera intenta estar siempre delante de cualquier ataque.  Al corregir o colocar parches al sistema, éste se hace de inmediato para todos los clientes en la nube.  Qué mejor razón para estar seguros en la nube de Oracle” finaliza.  “Si los clientes pensaban que no era seguro migrar a la nube, ahora verán en la seguridad la mejor razón para hacerlo” dijo Hurd riendo.

Pero el mensaje de Hurd no concluye aquí.  De nada sirve migrar a cualquier tipo de nube solo por migrar o porque el mercado así lo está dictando.  La visión de Oracle es que lo que se migre tenga un sentido que permita tomar decisiones en base a herramientas que así lo permitan.  He aquí el por qué Oracle se ha convertido en un proveedor de soluciones a mercados verticales y cada vez añade más alternativas a su portafolio.  Hurd indica que “Oracle quiere ayudar a solucionar a cada departamento de una organización sus problemas de información y procesos.  La simplificación y agilización de procesos permiten que la eficiencia se traduzca en rentabilidad”.

La inteligencia artificial, la siguiente frontera

Hurd también señaló que de nada sirve la información o data sin que se le pueda sacar provecho.  Y la única forma de hacerlo es por medio de un análisis profundo que permita conocer más acerca de patrones y comportamientos que permitan predecir un resultado favorable.  Es por ello que otro de los rubros en donde Oracle ha invertido fuertemente a través de compra de compañías e investigación y desarrollo es en la inteligencia artificial.

Según Hurd, es inútil tener tantos sensores que brindarán información con el internet de las cosas (iOT) si no se hace nada con ella.  Es un desperdicio de recursos y espacio de almacenamiento si no se explota la predicción y análisis de lo que se puede hacer con dicha información.  “Por ello las soluciones de Oracle, independientemente de la vertical, van (o van a ir) más allá de simplemente generar data.  Queremos presentar información con la que los ejecutivos puedan tomar decisiones inmediatas que afectarán directamente el desempeño de sus departamentos” concluyó.

Según la visión de Oracle, quién tenga la información mejor organizada y dispuesta para analizar (y hasta predecir) cambios instantáneos, será quien sobreviva en su mercado.  “Estamos en la época en dónde la información se ha convertido en el recurso más importante para una organización, es un activo sumamente valioso” indicó el CEO.

¿Para qué migrar entonces si tengo hasta una década?

Oracle lo resume en 6 opciones o etapas para migrar hacia la nube.  El recuadro muestra qué debe migrarse y en que prioridad según el fabricante.  No importa el tipo de nube que se pretenda utilizar, la transición es la misma.  Las empresas que deben “migrar” son aquellas que llevan tiempo en el mercado y ya tienen sus procesos establecidos.   La mayoría de empresas “nuevas” ya deberían empezar en la nube.  Basar su plataforma tecnológica en una solución en algún tipo de nube y que garantice en la mayor medida de lo posible la seguridad (no creo que nadie se atreva a dar el 100% de certeza).

Cabe recordar que el término nube es muy ambiguo y que hay todo tipo de nubes.  Nube privada, en dónde solo quien yo digo accesa la información.  Nube pública, en dónde cualquiera accesa todo y la híbrida que combina ambas.  También está el tener la información “in situ” que es un centro de datos propio en donde el cliente es quien dice qué y cómo, pero cuyo mantenimiento es bastante alto comparado con el riesgo.

El esquema mostrado también señala la importancia de migrar en fases para ir comprobando el funcionamiento de cada etapa.

Aquellos canales que entiendan la necesidad de sus clientes, sabrán como aconsejar mejor esta transición o cambio completo.  Pero es muy importante ganarse la confianza como consejero y apoyo incondicional en el cambio.  Pues gracias a ello logrará generar contratos de servicio y asesoría muy importantes para la sobrevivencia a largo plazo.  Aquellos canales que no entiendan cómo será el funcionamiento de la nueva IT en la nube, están destinados a ser espectadores de segunda fila.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *