Frost & Sullivan: La competencia entre proveedores de 3 y 4 play estimula la adopción de Banda Ancha Fija

Los proveedores de servicio deben ofrecer tanto conectividad como contenido para ampliar su base de clientes

High speed dataLas crecientes inversiones para expandir la cobertura de red, junto a la estabilidad política y económica en la mayoría de los países de América Latina, están impulsando el mercado de servicios de banda ancha fija en la región. Además, el bajo nivel de penetración de banda ancha en algunos de estos países implica oportunidades para los proveedores de servicio.

Un nuevo reporte de Frost & Sullivan, Latin American Fixed Broadband Services Markets, señala que el mercado generó ingresos por $11.750 millones de dólares en 2013 y se estima que llegará a $18.400 millones en 2018. El estudio cubre las tecnologías de asymmetric digital subscriber line (ADSL), cable, wireless y fiber-to-the-home (FTTH). FTTH está emergiendo como una de las tecnologías más promisorias en muchos de los países de América Latina.

“Los proveedores de banda ancha buscarán aprovechar estas oportunidades con ofertas promocionales así como invirtiendo en servicios convergentes e infraestructura de redes integradas”, señaló Ignacio Perrone, Senior Consultant de Information & Communication Technologies en Frost & Sullivan. “La competencia entre proveedores de triple y cuádruple play ayudará a estimular la adopción y aumentar el número de líneas de banda ancha en servicio desde 52 millones en 2013 a 91 millones en 2018”.

Sin embargo, el alto costo de las licencias, del despliegue de redes, de los enlaces internacionales así como del marketing y ventas están dañando la rentabilidad de los proveedores de banda ancha. Las campañas comerciales y estrategias de precios bajos exacerban esta situación y hacen difícil que los jugadores expandan la penetración sin comprometer el retorno de la inversión.

En este escenario, los proveedores deben enfocarse en ofrecer tecnologías como FTTH a los segmentos más lucrativos del mercado. Por ejemplo, los hogares con un perfil de uso intensivo de la banda ancha serían blancos adecuados pues estarán dispuestos a pagar un premium por servicios de banda ancha fija eficientes.

“Además, las empresas tradicionales de telecomunicaciones tienen que tratar de convertirse en el único proveedor de los hogares y las empresas, ofreciendo tanto conectividad como contenido y aplicaciones”, aconsejó Perrone. “También es importante aprovechar las redes fijas y móviles, ofrecer una boleta única así como un servicio al cliente robusto, y desarrollar contenido in-house o hacer alianzas para alcanzar este objetivo.”

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *