Programas no deseados (PUPs) representan más de la mitad de las apps maliciosas

Los PUPs son apps que mantienen su función original y pueden no ser estrictamente dañinas. En el mejor de los casos se dedican al bombardeo sistemático de anuncios publicitarios, aunque también pueden camuflar funciones espía

Los Programas Potencialmente no Deseados (PUPs, Potentially Unwanted Programs) constituyen el 53,6% de las app maliciosas desarrolladas contra la plataforma Android durante el segundos semestre de 2013, según un estudio de G Data. Estos denominados PUPs son aplicaciones que, aunque mantienen su función original, no son estrictamente dañinas. En la mayoría de los casos modifican la configuración del navegador y se dedican al bombardeo indiscriminado de anuncios, aunque es cierto que en algunas ocasiones incorporan funciones espías y se instalan profundamente en el sistema.

GDATA imagenEl número de nuevas amenazas Android se incrementó en un 30 por ciento si lo comparamos con la primera mitad de 2013, sin embargo, los 1.199.758 nuevos programas maliciosos suponen un 460% más respecto a 2012, marcando un nuevo record negativo. El 46,4% de los programas maliciosos pueden agruparse en diferentes tipos de familias de malware, mientras que en el 53,6% de los casos no puede realizarse esta clasificación o bien estamos hablando de los ya mencionados PUPs.

Dentro de esos programas agrupados en familias de malware, los troyanos constituyen, con un 80,9%, el grupo más numeroso, seguido de backdoors (18,8%) y exploits (0,3%). Los troyanos, en el apartado móvil, están, por regla general, especializados en el robo de datos personales que más tarde serán vendidos en los mercados negros de Internet.

«Parece claro que la industria del cibercrimen mantiene a pleno rendimiento su maquinaria de creación de amenazas y ha encontrado un eslabón muy débil en los smartphones y tabletas que, ahora, almacenan tanta información como la que guardan los PCs», afirma Eddy Willems, evangelista de G Data Software.

Recomendaciones de G Data para usuarios de smartphones y tabletas:

  • Instala un antivirus capaz de detectar apps maliciosas y garantizar una navegación segura. En dispositivos Android se ha convertido en un elemento imprescindible.
  • Descarga sólo apps de confianza: Descarga apps solo de mercados oficiales como Google Play. No conviertas tu dispositivo en un almacén de apps que nunca usas, asegúrate de que realmente necesitas esa app y chequea los permisos asociados.
  • Bluetooth, conexión WiFi y función GPS, solo cuando sea necesario. Y desactiva siempre estas conexiones cuando no las utilices.
  • Comprueba la configuración de seguridad. Activa la función de contraseña y/o sustituye la que viene por defecto por una personal que combine mayúsculas, minúsculas, caracteres alfanuméricos y símbolos.

 

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *