Redes sociales, de que venden, venden

Para nadie es ya una sorpresa que las redes sociales hayan tomado mucha fuerza y atraviesen un explosivo boom no solamente para posicionar una marca, sino para vender productos.

Maggie Bautista - Avaya

 

Por: Maggie Bautista

Para nadie es ya una sorpresa que las redes sociales hayan tomado mucha fuerza y atraviesen un explosivo boom no solamente para posicionar una marca, sino para vender productos. Tal es el estado actual de este canal de comunicación, que ha adquirido enorme relevancia para los que trabajamos en mercadotecnia por una simple razón: de que las redes sociales venden, venden.

Por lo demás, ayudan a ver la satisfacción o insatisfacción de un cliente; y mejor aún, sirven para generar demanda, lograr mucho más ventas, y eso se resume en más ganancias. Así, representan una gran herramienta que empleada de manera correcta y bajo una estrategia bien planeada, permite conseguir resultados inimaginables, acercándonos al cliente de una manera proactiva y fácil.

No obstante, si se cree que las redes sociales serán la única tendencia con la que se trabajará los próximos 10 años, la respuesta es no. La mercadotecnia efectiva sigue siendo un mix de diferentes estrategias y prácticas como el marketing digital, los eventos face to face o las llamadas inbound, las cuales seguirán siendo herramientas muy poderosas en el futuro venidero.

En Avaya llevamos dos años en las redes sociales, trabajando en el reconocimiento de marca, de producto y anunciando eventos presenciales. También ha sido una excelente manera de promocionar nuestras historias de éxito.

Nuestros cinco canales más importantes son Facebook, Twitter, Linkedin, Youtube y el blog. Contamos con dos perfiles de redes sociales: una para nuestros clientes, y prospectos, que componen directores, gerentes, chief information officers, supervisores de telefonía, telemática, robótica, telecomunicaciones, sistemas de información, y centros de atención ciudadana, operadores y agentes de contact center, dueños y directores de empresas, financieros y mercadólogos. Y otro perfil orientado a nuestros bussines partners y aliados de negocios, en la cual divulgamos información técnica comercial de productos y de negocio.

Como es claro, en este bienio hemos crecido de manera exponencial. Iniciamos el primer año con 2,500 seguidores y en el segundo año acumulamos ya 5,000. El reto es tener 10 mil seguidores para finales de 2014.

¿Qué sigue? Ahora justamente estamos en la fase de convertir nuestras redes sociales en una herramienta de generación de demanda que nos ayude a tener más oportunidades de venta. En las redes sociales no todo está escrito, y nos deparan mucho más etapas, como es el seguimiento de esas oportunidades del ciclo de venta, ver qué necesidades tiene el cliente o el prospecto, entenderlas y cubrirlas, y armarle un traje diseñado a la medida.

Y desde luego habrá una cuarta etapa: mantener esa relación con el cliente a través de las redes sociales (pues nuestra base instalada es la esencia de la organización), para que esté informado de tendencias, lanzamientos, eventos, campañas. Este es un ciclo que no termina.

La mercadotecnia tradicional (anuncios de publicidad, espectaculares), tardaba en ofrecer resultados; con una campaña de redes sociales es posible tener resultados cuantificables y medibles en tiempo real: cuánta gente nos vio, cuántos clicks le dieron, qué sección fue la más visitada, quiénes están interesados, qué tipo de perfil tiene el visitante, etc., a bajo costo y con amplia cobertura.

* La autora es directora de Marketing para América Latina

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *