Chromebooks pueden captar mercado Microsoft

Microsoft tiene toda razón en sentirse amenazado por los portátiles de Google, Chromebooks.

chromebook-large

A finales del año pasado, analistas se preguntaban por qué una gigante como Microsoft se estaba desgastando en ataques contra la línea de computadores personales de Google, basados en el navegador y a bajo costo, que apenas si registran algunas ventas en el mercado de consumo. Sin embargo, el colaborador de la revista Fortune, Michael Helft, escribió que  Chromebooks tienen todo el potencial de convertirse en el dolor de cabeza de la Redmond en unos nichos claves como son las escuelas. En especial, Helft sostiene que muchos de los alumnos del distrito escolar, han estado comprando Chromebooks en reemplazo de PCs, y que estos cuentan con relevantes ventajas.

No es difícil saber por qué nuestro PTA y el distrito escolar optaron por Chromebooks, explica. Pese a que no existe oficina o lugares físicos de distribución. Pero tienen la aplicación gratuita de Google Docs, que es una alternativa y suficiente para la mayoría de las tareas requeridas de los estudiantes de primaria, además de ser fácil de usar. En cuanto a la falta de “ventanas”, resulta atractivo para el caso de los niños, ya que para el ambiente escolar resulta más amigable y con un costo bastante razonable. Las máquinas de arranque de inmediato, que se pueden compartir fácilmente entre los estudiantes, nunca tienen que ser actualizadas o guardadas con copia de seguridad, y están siempre al alcance inmediato.

Esto es particularmente interesante porque muestra que el intento de Microsoft para hacer ver a los equipos Chromebooks como meros "juguetes" podría no ser tan eficaz como la empresa piensa. Claro, Chromebooks podría no tener todas las herramientas de productividad de gama alta que tienen PCs con Windows, pero es real que los niños de primer grado de verdad no necesitan las versiones completas de Excel y PowerPoint preinstalados en sus equipos. Parece que lo que Google ha hecho es abordar determinados puntos de dolor que las escuelas tienen con máquinas Windows - es decir, sus costes de mantenimiento - en una forma en que Microsoft está teniendo dificultades para responder a los mismos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *