¿Vale la pena utilizar un servicio de cloud computing?

Cuando una empresa ha tomado la decisión de contratar a un proveedor de cloud computing, es importante tener en cuenta una serie de puntos clave

3OPINION Totus Sergio Morillo

Por: Sergio Morilo (@SergioMorilo)

Director de Servicios TOTVS Norte de América Latina

Cuando una empresa ha tomado la decisión de contratar a un proveedor de cloud computing, es importante tener en cuenta una serie de puntos clave que ayudarán a comprender cómo se llevará a cabo el proceso de implementación y adaptación al nuevo sistema de almacenamiento de información, y así poder tener un mejor uso y aprovechamiento del mismo. Así, ¿qué debo saber para comprar ese servicio de un proveedor de cloud computing?

 

  1. ¿Tus aplicaciones están certificadas para operar en una plataforma de cloud computing? Contratar el servicio de un proveedor de cloud no necesariamente te va a permitir tener el acceso desde todos lados, ya que para eso, las aplicaciones que ya utilizas deben estar creadas y actualizadas para permitir ese tipo de uso.
  2. ¿Cómo van estar protegidos los datos? Aquí es importante que el proveedor de cloud computing presente claramente toda su política de protección de datos e información; también cómo está cumpliendo con eventuales reglas, leyes y normas de protección de datos (locales e internacionales).
  3. Soporte técnico. Es importante que esté muy claro y comprometido en un contrato los tiempos máximos para solución de problemas relacionados a la disponibilidad del servicio de acceso; aquí es clave entender los límites de responsabilidad entre el proveedor de servicio de cloud y el proveedor de servicios de los aplicativos, ya que ambos pueden tener responsabilidades diferentes y es primordial saber de quién cobrará la solución.
  4. ¿Si quiero dejar el servicio, qué pasa? Esa es una pregunta importante cuya respuesta debe estar plasmada en el contrato de prestación de servicio cloud. El proveedor debe indicar cómo hacerlo en caso de que el cliente desee dejar de usar el servicio cloud. Debe indicarse cómo se hace el proceso (en cuánto tiempo se entregan los datos y aplicativos instalados en los servidores del proveedor, cómo se entregan, garantías de entrega de los datos particulares, etc.). Es muy importante que los datos del cliente que contrata el servicio estén instalados en servidores del proveedor de cloud, esos datos son de la empresa contratante y deben ser regresados al final del contrato o en el momento de la  cancelación del servicio. Lo mismo aplica en caso de que el proveedor de cloud deje de existir.

Tener soluciones almacenadas en servicios cloud permite una flexibilidad única en la utilización de sistemas, además de reducir costos de administración de los mismos, principalmente en relación a la administración y actualización de servidores, sistemas operativos, sistemas de base de datos, respaldos y mecanismos de restricción de accesos y seguridad.

Entonces, ¿cómo empezar con un proyecto de utilización de sistemas en cloud computing? Lo que podemos recomendar es comenzar con alguna solución vertical, más controlada, inicialmente para probar cómo funciona el proveedor, cómo atiende el nivel de servicio, y para que los usuarios estén acostumbrados a esa nueva forma de utilización de sistemas.

Que el cliente cuente con un óptimo servicio de internet, también es indispensable para empezar con este servicio, pues una interrupción o falla en el servicio significa no tener acceso a los sistemas de la empresa.

Recuerde, el cambio a cloud computing no es complicado, es más una cuestión cultural.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *