¿Sigue con Microsoft Windows XP?

Las preguntas más importantes que toda empresa debe plantearse como parte de su plan de migración

D.link computing

Aunque Windows XP ha dejado de ser el sistema operativo más utilizado del planeta —Windows 7 lo superó el año pasado—, la próxima fecha límite de abril de 2014 para recibir soporte para los dispositivos con Windows XP ha despertado la duda entre muchas empresas sobre qué hacer con su tecnología más antigua para poder proteger su valiosa información de clientes y su IP.

La tecnología empresarial y personal ha cambiado drásticamente en la última década. Las PCs de escritorio ahora son igual de comunes que las portátiles y los nuevos tamaños de dispositivos como Ultrabooks, equipos todo-en-uno y tabletas. Los CDs grabables han sido reemplazados por soluciones de almacenamiento basadas en la nube como SkyDrive. La conectividad y el acceso que antes eran exclusivos de las oficinas ahora son posibles en la casa, en el auto e incluso en la playa. La versión más nueva de Windows que Microsoft lanzó este otoño, Windows 8, es un reflejo de esta evolución.

A medida que las empresas evalúen su ruta de migración de Windows XP, deberán plantearse algunas preguntas importantes:

 

  • ¿Cuál es el tipo de soporte para las aplicaciones de software que necesita para trabajar? Conforme Windows XP vaya desapareciendo en el horizonte, muchas de las aplicaciones que originalmente se escribieron para ese sistema operativo tendrán un costo adicional de soporte, en particular a medida que los proveedores de software independientes dejen de soportar sus aplicaciones más nuevas en Windows XP. Esta es una de las razones por las cuales compañías como IDC predicen que entre más se espere una empresa para migrar de Windows XP a Windows 7 o Windows 8, más alto será el costo del soporte personalizado para Windows XP.

 

  • ¿Qué tamaños de dispositivos necesitan sus empleados para ser productivos? Con la creciente variedad de dispositivos Windows 8 de diferentes tamaños entre los cuales elegir —desde portátiles, tabletas y equipos todo-en-uno con tecnología táctil—, puede reemplazar su hardware antiguo con un dispositivo Windows más nuevo que refleje las necesidades únicas de sus empleados y la manera en que prefieren trabajar hoy día.

 

  • ¿Cómo desea administrar los dispositivos que operan en su red corporativa? Las empresas en particular son las que enfrentan la mayor presión para mantenerse actualizadas, debido principalmente a la creciente necesidad de proteger sus datos y administrar todos sus dispositivos, así como de garantizar la seguridad y el cumplimiento.

Compañías como BT PLC, Emirates Airlines, Seton Hall University y Toyota Racing Development ya migraron de XP a Windows 7 y se encuentran implementando Windows 8 por la manera en que refleja sus necesidades actuales.

¿Aún no está seguro de cuál es la solución indicada para su empresa? Microsoft ofrece varios recursos, incluyendo descuentos, para ayudar a las empresas a lo largo del proceso del migración en sitios como www.Get2Modern.com.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *