¿Triunfo de Apple? o ¿La guerra declarada de Samsung?

Por: Redacción Compuchannel "La guerra entre Apple y Samsung aún no termina, para muchos, apenas comienza"

Tras el veredicto que se conoció el pasado viernes 24 de agosto en San José, California del catalogado "juicio del año" en el cual se obligó a Samsung pagar más de US $ 1 billón, en un plazo de 14 días, a la compañía de la manzana por daños y perjuicios, se abre el debate de si fue un triunfo de Apple o una guerra declarada de Samsung.

En una esquina tenemos a una empresa que ha sido pionera en innovación y en marcar la pauta del futuro tecnológico; en la otra, nos encontramos con una empresa, que además de estar buscando el primer puesto en el podio en el área de dispositivos móviles, y de destacarse por otros productos electrónicos, es el fabricante de la revolucionaria pantalla Retina de la cual Apple se ha jactado en los lanzamiento del iPhone 4S y el New iPad.

Según Mashable, las acciones de la surcoreana cayeron a 7,5% el lunes después de conocerse el fallo, mientras que Apple alcanzó una cifra histórica de 682,07 dólares. Sin embargo, de acuerdo a las declaraciones que hizo Samsung después del juicio, ésta apelará el veredicto que la obliga a pagarle a Apple y se discutirá si es posible levantar la prohibición de ventas del Galaxy Tab 10.1.

“Esta no es la última palabra en este caso o en las batallas que se están peleando en tribunales o en cortes alrededor del mundo, donde ya se ha visto que algunas quejas de Apple fueron rechazadas” publicó el medio AllThingsD. Este es un argumento del que se ha aferrado la compañía después de que se conoció que países como Alemania, Reino Unido y Corea han concordado en que Apple también ha violado patentes de estándares inalámbricos, por lo cual la misma también debería responder. Con tan mala suerte que en los Estados Unidos el jurado no encontró que Apple infringiera estas patentes, lo cual quiere decir que la empresa se anotó un punto más en el mercado más importante del mundo saliendo casi ileso.

Asimismo, Apple se debe estar preparando para sus nuevos encuentros, el 20 de septiembre y el 6 de diciembre, con la surcoreana. Como se ha revelado en diferentes medios el Cupertino ya tiene preparada una lista de los dispositivos que pretende sean sacados del mercado del país del norte.

Entre estos se encuentran las versiones Galaxy S y el Galaxy S II, y el Droid Charge y el Galaxy Prevail, dos modelos exclusivos para el mercado estadounidense. De igual forma, es probable que la empresa quiera triplicar la multa de Samsung basándose en que el jurado encontró mala intención en la firma coreana al copiar sus innovaciones.

Es evidente que hay un sin fin de opiniones sobre este juicio, muchas basadas en las reacciones y acciones que las dos empresas involucradas han tomado; otras, por sus gustos o apatías; y las demás, un poco más reflexivas, buscando comprender qué significó esta guerra que, si se permite, fue a muerte por salir victorioso y coronarse como el rey del mercado de la tecnología.

Para el mundo es claro que la competencia más cercana para Apple es Samsung, pues las dos se pelean por ser las primeras en ventas de smartphones, es tal la riña de las dos empresas que para la escogencia de los jurados el filtro era ¿qué tipo de celular tenía o cuál tenía pensado comprar?, fue así que varios clientes de iPhone y otros que tenían familiares que trabajaban en Google, no hicieron parte del jurado.

Es inaceptable que una empresa gane popularidad copiando invenciones de otra, tal como lo planteó Apple en el juicio, pero también es cuestionable que una empresa quiera causarle el mayor daño posible a su competencia, que bien o mal, ha sido la primera que le pisa los talones.

Lastimosamente, la lucha que libran estos dos competidores por el mercado no se ha centrado en su mayoría en quién genera más tecnología, diseño, innovación, precios, etcétera a sus clientes, sino en quién gana los pleitos legales o prohíbe ventas en ciertos sectores.

Todavía no se sabe cómo concluirá el "juicio del año" pues aún falta el encuentro del 20 de septiembre y el del 6 de diciembre, donde la jueza Lucy Koh decidirá si sí se prohibirán las ventas de ciertos smartphones de la surcoreana tal como solicitó Apple; sin embargo, los primeros acercamientos que se pueden tener como conclusión de este episodio es que: primero, Apple continúa siendo el favorito; y segundo, Samsung está dando la guerra por quitarle el puesto.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *