El lado oscuro del Cloud Computing

Después del caso del periodista Mat Honan y del augurio que dio Steve Wozniak, la nube queda en el limbo de la seguridad.

Hace poco se conoció el caso del periodista de Gizmodo, Mat Honan, a quien un grupo de hackers denominado Clan VV3, le propiciaron un ataque cibernético, obeteniendo control absoluto de sus correos electrónicos, celular (iPhone), archivos en iCloud, iPad, Macbook y hasta su cuenta de Twitter.

El suceso comenzó cuando el periodista observó que a su iPhone se le habían borrado todos los datos y luego se apagó, sin ponerle mucho misterio escribió en su blog el suceso. Pero más tarde se dio cuenta que lo mismo le ocurrió tanto a su iPad como a su Macbook, y que desde su cuenta de Twitter empezaron a escribir mensajes ofensivos, Honan entendió que se trataba de un ataque al cual respondió llamando inmediatamente al servicio al cliente de Apple, Google, y Twitter para poder recuperar el control de sus cuentas, ya que ni desde otros dispositivos lograba tener dominio sobre ellos. Frente a los inconvenientes, la compañía del Cupertino está investigando para que no se produzcan futuras similares situaciones.

Este suceso sacó a la vista uno de los grandes inconvenientes que tiene la Nube, la seguridad. Según Steve Wozniak, cofundador de Apple en el año 1970, los próximos cinco años van a estar llenos de problemas para la nube. Al parecer, de acuerdo con el concepto del ingeniero, es terrible pensar que los archivos de cada usuario puedan estar en manos de cualquier persona para que hagan lo que quieran con ellos.

"Con la nube, nada te pertenece. Me gusta sentir que las cosas son mías. Muchos dicen: Ah, todo está en mi computadora, pero cuanto más transfiere uno a la web, a la nube, menos control hay sobre esos datos" puntualizó Wozniak.

Es importante resaltar que muchos de los servicios que se dedican a alojar archivos en la nube tienen las potestad (porque el usuario aceptó cuando leyó las políticas de privacidad) de revisar y rastrear la información allí guardada. Asimismo, con el caso del periodista Mat Honan, es evidente lo vulnerable que puede estar nuestra información al ser almacenada en un solo lugar, logrando, tal como le ocurrió a Honan, quedar totalmente desconectados de la web o hasta llegar a perder todas nuestra información.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *