Empezó el juicio de Apple contra Samsung

Ya empezó en San José, California uno de los juicio más importantes en el mundo de la tecnología, no solo porque ha sido el más nombrado sino porque es el enfrentamiento entre las dos empresas que están liderando el mercado móvil, se trata de la lucha acérrima entre Apple y Samsung.

Antes de adentrarnos cómo fue el primer día de juicio, es importante recordar algunas de las acusaciones que le ha hecho Apple a Samsung y, también, mostrar cómo la empresa coreana se ha defendido.

Es claro que el conflicto deriva de un problema de patentes que han sido vulneradas en el desarrollo de dispositivos. Según Apple “En lugar de innovar y desarrollar su propia tecnología y un estilo único de Samsung para sus productos de teléfonos inteligentes y las tablets , Samsung eligió copiar la tecnología de Apple, la interfaz de usuario y el estilo innovador de estos productos".  La empresa del Cupertino hace énfasis en que se ha violado la propiedad intelectual del diseño, pues los productos Samsung se parecen al iPhone y al iPad; sistema operativo, específicamente la forma en que se muestran los íconos; y finalmente, el "slide" para desbloquear el teléfono.

Foto tomada del documento público de la demanda del Apple

Pese a que tanto Tim Cook, CEO de Apple; y Choi Gee-sung, vicepresidente de Samsung; Shin Jong-Kyun, presidente del área de móviles, se reunieron para llegar a una conciliación, la reunión fue infructuosa lo cual entiende que las empresas llegarán a las últimas instancias.

Además, se conoció que Apple exige US $ 2.500 millones por daños y perjuicios, pues aseveran que se han visto pejudicados en el mercado. Vale la pena recordar en este punto que el Cupertino logró que hasta que no se resuelva el problema el Galaxy Tab 10.1 no podrá ser vendido en Estados Unidos.

Por otro lado, la defensa expresa que antes de que Apple sacará el iPhone a la venta en el 2007, desde el 2006 ya habían empresas como Sony que mostraron el diseño de un smartphone parecido al del Cupertino. Además, reitera que el objetivo de Apple es perjudicial, ya que lo que quiere es monopolizar el mercado, eliminando las opciones que tiene los usuarios para que voluntariamente elijan.

Asimismo, la empresa coreana recalca que Apple entró al mercado de las telecomunicaciones gracias a la tecnología desarrollada por Samsung desde 1991 .“Efectivamente, Apple (…) no habría vendido ni un solo celular sin la tecnología patentada de Samsung”, finalizó la empresa.

Así como la compañía del Cupertino solicita una compensación, Samsung  reclama el 2,4% de las ventas por las patentes inalámbricas, de la tecnología 3G que es usada por iPad y iPhone.

El primer día de juicio

Según informaron varios medios, entre esos Reuters y The Verge, Apple presentó un archivo en el cual refuta el argumento con el cual se defendía Samsung, pues reveló una documento en el que mostró un antiguo prototipo del diseño del iPhone llamado como “Purple” del 2005, fecha anterior al modelo de Sony del cual la coreana hablaba.

Por otra parte, este mismo día fue un dilema poder elegir el jurado ya que al principio cinco de los mismos levantaron la mano declarándose impedidos para llevar el caso, ya que tenían conocidos que trabajaban en las empresas involucradas.

Al enfrentarse a esta situación en la que los jurados expresaban que, uno tenía productos Apple; otro, su hijo era economista de Google; otro que trabaja en el departamento legal de Apple; y, finalmente, había un jurado que trabajaba como diseñador de interfaz en Google, el juez decidió hacer la selección preguntando "¿qué tipo de teléfono tienen?"  de lo cual se llevó una gran sorpresa, solo una mujer y un hombre no tenían smartphone, de resto los demás tenían o productos del Cupertino o de la coreana; sin embargo, el hombre que había dicho que no tenía teléfono inteligente estaba indeciso en comprar o un iPhone 5 o un Galaxy.

Después de hablar en secreto con los jurados que quedaban se escogieron: siete hombres y tres mujeres. Entre estos se encuentran un trabajador de la ciudad de Gilroy, un trabajador social, un supervisor de AT & T, un ingeniero mecánico y un gamer. Antes estaba seleccionado el trabajador de Google, pero Apple presionó porque no estuviera presente, y para la tercera eliminación ya no estaba en el grupo de jurados.

Foto tomada del documento público de la demanda del Apple

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *