Gavin Kim, responsable de Marketing de Windows Phone, renunció

Kim, solo duró cinco meses y estaba encargado de "direccionar la plataforma Windows Phone y acelerar la trayectoria de Microsoft para ganarse los corazones y las mentes de los consumidores, operadores, fabricantes de dispositivos, desarrolladores y partners”. Al parecer tomó la decisión de renunciar más por motivos personales que por descontento con el trabajo, según palabras de la empresa.

Hace cinco meses, exactamente en noviembre,  Microsoft saltaba de alegría por haberle arrebatado de las manos a Samsung a su, en ese entonces, vicepresidente del área de consumo y servicios empresariales, función que cumplía Kim, ahora es él quien se les va de las manos. Sin embargo, vale la pena recordar dos de sus más significativos éxitos: lograr que el Lumia 900 llegara a Estados Unidos mostrando interesantes cifras de ventas y, en Microsoft, lograr la entrada de sus celulares al mercado chino.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *