Los malos tiempos de Sony

Sony acaba de revisar sus previsiones para el año fiscal que acabó en marzo 2012. Su anterior revisión hecha en el mes de febrero, en la que ya habían aumentado sus previsiones de pérdidas, situaba la cifra en 2.700 millones de dólares. Actualmente, la compañía ha publicado su nueva estimación crítica de 6.400 millones de dólare, casi tuvo un aumento del 31 por ciento  respecto a marzo de 2011 que significa el doble del pronóstico de pérdidas que esperaban.

Al parecer los golpes más fuertes que ha recibido la empresa se han dado por la reducción de ventas de televisores y reproductores de música, debido a la dura competencia que tiene con Apple y Samsung; y a pesar de tener presencia en diferentes segmentos del mercado como en  juegos, música, fotografía y celulares, la crisis no se ha dado solamente por la reducción en ventas sino también por los impuestos diferidos de Estados Unidos, que se han elevado a 300.000 millones de yenes. Cada uno de estos hechos los especificó durante una rueda de prensa en Tokio, Masaru Kato, presidente financiero de Sony quien dijo que “hay muchas razones para sus pobres resultados, entre ellas el precio del yen y la pobre demanda“.

El CEO de la compañía, Kazuo Hirai, ha hecho pública que la situación es complicada y requiere tomar decisiones relevantes. Por ejemplo una de las soluciones más drásticas ha sido la noticia del masivo despido, de aproximadamente 10.000 empleados, una  cifra que representa el 6 por ciento  de su fuerza de trabajo mundial. Además, Hirai tiene planeado ofrecer una “conferencia sobre estrategia” en la firma hoy de la que saldrán importantes modificaciones en Sony.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *