Capturado otro miembro del staff de Cuevana

Así como empezó la persecución a creadores de páginas web que no respetan las normas de Propiedad Intelectual, una iniciativa que direccionó Estados Unidos, con el presidente Barack Obama (quien ha estado apoyado financieramente por compañías cinematrográficas en su campaña electoral) y tras el arresto del creador del conocido sitio Megaupload, comienza la historia de Cristian Álvarez Rojas, estudiante de Artes en la Universidad de Chile, de 26 años, quien fue detenido por el ente judicial y liberado horas después, con la condición de  no salir del país, no usar su cuenta en Cuevana y  entregar sus contraseñas del sitio a la PDI para ser investigado en un plazo de 90 días.

Todo el proceso contra Cuevana inició cuando el representante legal de HBO en Chile, al parecer,  denunció a Cristian Álvarez Rojas por difundir material sujeto a las leyes de propiedad intelectual y no haber obtenido los derechos de autor necesarios para su difusión. Esto en la legislación chilena, consignado en el artículo 79 sobre propiedad intelectual  "Los que cometen delito contra la propiedad intelectual, serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado mínimo y multa de 5 a 50 unidades tributarias mensuales" es un delito y por tal se procedió a la detención.

Según el subcomisario Roberto Villarroel la detención se hizo efectiva por una orden a investigar que proporcionó  la Fiscalía de Pudahuel. Fue en el hogar del joven, quien no tiene antecedentes judiciales, y donde,  además, se incautaron  equipos que, parece ser, usaba para subir las películas, series y demás programas vistos gratuitamente. También, entre ellos 198 DVD falsificados, un computador y dos discos duros. Álvarez incluso autorizó que la policía los revisara y esta tarde el estudiante chileno pasará por el control de detención y será formalizado por el fiscal Pablo Alonso a las 4:30 de la tarde en Chile.

"Se logró la detención del administrador en Chile del sitio Cuevana TV, los otros administradores son argentinos (ocho) y viven allá. Poseía películas que se suben a la web mediante streaming para ser vista por cualquier usuario, será formalizado por el delito de propiedad intelectual, ya que está propenso a compartir archivos de forma gratuita sin pagar, por el valor de arriendo de una película, él dice que lo hace para compartir por afición por el cine", explicó miembro de la PDI.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *