Kim Dotcom, fundador de Megaupload, habla por primera vez

Con: Kim Dotcom Tras ser capturado como si fuera un terrorista en su mansión en Coatesville, el fundador de Megaupload, Kim Dotcom, da su primera entrevista al canal TV3.

Después de que los jueces en Nueva Zelanda dejaran en libertad bajo el pago de una fianza, cuyo monto no ha sido revelado, y con la condición de no volver a utilizar internet, el polémico caso de piratería que actualmente inquieta al mundo, por primera vez habla a un medio neozenlandés. En el programa Campbell live,con el periodista John Capbell, el alemán de 38 años Kim Dotcom responde.

Campbell Live: ¿Algunas vez usted se imaginó que esto iba a pasar?

Kim Dotcom: Bueno, para mi esposa, que en esa época estaba esperando a mis hijos, gemelos, fue una sorpresa y una situación particular, pues no creíamos que esto en realidad nos estuviera pasando. El negocio tenía siete años, y todos nuestros consejeros legales nos decían que estábamos protegidos por la ley DMCA (Digital Millenium Copyright Act), que protege los servicios en Internet de responsabilidad por las acciones de sus usuarios, lo cual para mí esta situación fue un hecho totalmente inesperado.

CL: Si bien entiendo, el negocio funcionaba donde que cualquier persona puede subir contenido "x" y compartirlo,¿ Cómo hacían para proteger los derechos de autor?

KD: Bueno, como ya lo había dicho nosotros estábamos cobijados con una ley.

CL ¿Cómo surgió Megaupload? Entiendo que usted es el creador

KD: Sí, me encontraba yo enviando un archivo a un amigo vía e-mail y me salió un letrero que decía que "el archivo era muy grande y excedía la capacidad". Entonces yo dije: cómo puedo hacer para mejorar esto y crear un servidor que solucione este problema. Y a raíz de eso la gente empezó a usarlo, era gratis y así creció.

CL: Kevin Suh, Senior Vice Presidente, de Protección a Contenidos de Internet de Motion Picture Association of America (MPAA), dijo que usted era el "Rey de la piratería"

KD: Definitivamente no, estamos hablando de un sistema como Megaupload que por cada segundo se han subido ochocientos archivos. Se protege a los usuarios. Hay leyes de protección donde aparece un mensaje de privacidad, es como un correo electrónico, privado. Ellos cuando suben sus archivos deben dar click en una parte, antes de enviar su archivo, que dice: que acepta los términos y condiciones. Además, todos saben que internet tiene un uso ilimitado. Por ello, Megaupload tiene opciones también de remover links.

CL: También, está acusado de generar pérdidas de aproximadamente 620 millones de dólares  a los dueños de contenidos protegidos por derechos de autor.

KD: Es imposible que solo una página web sea capaz de causar este desfalco. Yo no soy un criminal. Existen miles de compañías como la mía que generan este tipo de servicios como Mediafire, por qué no les pasó esto también a ellas? o emporios como Microsoft o Google que dan esta opción. En mi opinión, el gobierno de los Estados Unidos quiere controlar una negocio que, claramente, se está saliendo de los límites.

CL: ¿Cómo hizo tanto dinero con Megaupload?

KD: Cuando uno crea algo que suple alguna necesidad se vuelve popular, por ende usted automáticamente gana dinero. Si usted tiene una empresa y ve que hay alguien que está ganando subiendo archivos legales, usted, inmediatamente, llama a sus abogados para acabar con ese negocio, por eso la investigación contra mí lleva dos años.

CL: Según esto, ¿Por qué cree que usted fue el perjudicado o el blanco?

KD: Soy un blanco fácil. Mi extravagancia, mi historia como hacker, el hecho de que no soy americano y vivo en algún lugar Nueva Zelanda, que tengo placas divertidas en mis carros (…) No soy Google, no tengo 50.000 millones de dólares en mis cuentas.

CL: El FBI dijo que usted quería huir, ¿Es cierto?

KD:¿Por qué me iría después de que me quitaron todo? Lo único que tiene sentido es combatir contra esto, y eso es lo que haré? Tengo confianza en que ganaré porque no soy un criminal y no he hecho nada ilegal.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *