Kodak se declara en bancarrota

Finalmente se ha confirmado el rumor de que la compañía y sus empresas subsidiarias en EE.UU están en la quiebra.

Kodak se ha visto obligada a entrar en situación de bancarrota, como se temía. La compañía estadounidense y sus empresas subsidiarias en EE.UU se han declarado en bancarrota voluntaria ante la Bankrupcy Court del Distrito Sur de Nueva York. Lo ha hecho acogiéndose al Capítulo 11 de la Ley Estadounidense. 

El CEO de la empresa centenaria explica en un comunicado que “el consejo de Administración y todo el equipo de dirección por unanimindad creen que este es un paso necesario y que es lo que debemos hacer para asegurar el futuro de Kodak”. El objetivo sería poder tomar aire para mantener la viabilidad de la empresa.

La empresa, que ha negociado créditos por 950 millones de dólares con el banco Citigroup "considera que tiene liquidez suficiente para operar su actividad bajo el capítulo 11 y proveer productos y servicios a sus clientes como siempre" indicó el grupo en un comunicado.

Las filiales del grupo fuera de Estados Unidos no están incluidas en la solicitud de acogida al Capítulo 11, que fue presentada en un tribunal de Nueva York y seguirán cumpliendo con sus compromisos financieros con normalidad, aseguró la compañía.

La decisión era esperada por los mercados, que hicieron caer la acción el miércoles a 55 centavos de dólar, un precio diez veces menor que el de hace un año.

Ahora protegida de sus acreedores, Kodak será capaz de concentrarse en la venta de su amplia cartera de patentes, resolver viejas disputas y concentrarse en sus actividades más rentables.

Kodak espera ver su plan de reestructuración aprobado por la Justicia Estadounidense para volver a un funcionamiento normal después de 2013. La empresa de más de un siglo de existencia, entró en declive por el advenimiento de la tecnología digital, a pesar de que estaba en el origen de muchas de las invenciones detrás de estas nuevas tecnologías.

Kodak lanzó en 1975 la que se tiene como la primera cámara digital, una caja en blanco y negro del tamaño de una tostadora. Pero cuando estalló la era digital, el fabricante de la legendaria película Kodachrome fue dejado atrás por sus competidores, especialmente los asiáticos.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *