El superordenador virtual de Amazon

Amazon cuenta con uno de los superordenadores más potentes del mundo, aunque no exista de forma tangible.

Amazon cuenta con uno de los superordenadores más potentes del mundo, aunque no exista de forma tangible. Por supuesto tiene hardware, ya que lo ha construido sobre su Elastic Compute Cloud (EC2), una red que da acceso de forma remota a su increíble potencia. Esta máquina virtual, otro servicio más en la nube de Amazon, está compuesta por muchos ordenadores, ocupa el puesto 42 del ranking de máquinas más potentes del mundo, utiliza 30.000 núcleos y una potencia de 240 teraflots.

El superordenador de Amazon no funciona con la misma estructura que los habituales y es más bien un ordenador virtual. Pero como el resto de sus semejantes, se trata también de un clúster de máquinas. La otra curiosidad, que Amazon no lo utiliza para sus propios fines, sino que puede ser utilizado por cualquier persona conectada a Internet, ofreciendo el acceso no sólo los servidores virtuales, sino también el almacenamiento virtual y todo tipo de servicios a los que se puede acceder desde cualquier máquina en la red sin tener que construir un superordenador.

Las posibilidades que abre son infinitas. Un superordenador de 30.000 núcleos que no utiliza ningún tipo de hardware y cuesta menos de 1000 euros la hora . Podría parecer caro, pero crear un superordenador cuesta millones y se tarda meses en montar la infraestructura de hardware. El problema es que quizás los 30.000 núcleos se queden cortos, y Amazon no sea para todos. La capa de virtualización de Amazon pede suponer un lastre para ciertas aplicaciones. Aunque hay muchas que sí que funcionarán perfectamente con el servicio en nube. Además, cualquier retraso que el sistema pueda producir, siempre será menor que los seis a 12 meses que se tardaría en construir un superordenador tradicional.

En cualquier caso, tal y como afirma Jason Stowe, director general de Cycle Computing, se pueden llegar a hacer "simulaciones de dinámica de fluidos, simulaciones de dinámica molecular, análisis financieros, de riesgos o la secuenciación del ADN". Y todo ello puede funcionar utilizando la infraestructura de Amazon EC2 desde un ordenador modesto. La máquina virtual no es tan poderosa como los ordenadores más potentes del planeta. Esta puede manejar alrededor de 240.000 millones de cálculos por segundo (240 teraflops) mientras que el ordenador en la parte superior de la lista, de K Computer, le pasa de largo alcanzando la increíble cifra de 10.51 petaflots. Pero esta capacidad, junto con la de los 25 primeros de la lista, se debe a que utiliza tecnología hardware muy especializada para tareas concretas.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *