Sony y Samsung disuelven su sociedad

Samsung y Sony han decidido acabar con una sociedad conjunta que llevaba más de siete años funcionando.

Samsung y Sony han decidido acabar con una sociedad conjunta que llevaba más de siete años funcionando. En concreto, Samsung le pagará a la empresa japonesa 715 millones para hacerse con todo el control de la sociedad que se encargaba de fabricar paneles LCD para luego venderlos en el mercado, en campos como las pantallas de televisión o los monitores. Este acuerdo pone fin a la presencia de Sony en este mercado, aunque el fabricante japonés seguirá recibiendo los paneles LCD de Samsung según se marca en el acuerdo.

Samsung y Sony unieron fuerzas para crear una “joint venture” en 2004, debido a la creciente demanda de paneles de este tipo. Además, las dos empresas se aprovechaban de este acuerdo para poder nutrir sus equipos de los paneles LCD, sobre todo en el caso de los televisores. Pero en los últimos años se ha producido una ralentización del mercado de los televisores que ha traído consigo una caída en picado de la demanda de los paneles LCD.

Aunque Samsung tiene un colchón bastante considerable gracias a ser el mayor fabricante de televisores del mundo, lo cierto es que Sony se encuentra en una situación mucho más débil. En concreto, el negocio de televisores de la empresa japonesa ha cerrado los últimos ocho años experimentando pérdidas, que le han llevado a acumular cerca de 4.400 millones de euros de pérdidas en este tiempo (se dice pronto). En el año fiscal de 2011 para Sony (que termina en marzo de 2012) se espera que se pierdan otros 170 millones de euros.

Una dura situación que le ha llevado a Sony a replantearse su estrategia respecto a este mercado. La empresa japonesa pretende abaratar los costes de aprovisionamiento al no tener que invertir en esta sociedad. Para hacerse con el control de la joint venture, Samsung pagará algo más de 700 millones y se hará con el 50% menos una acción de participación de Sony. Se espera que el acuerdo cristalice durante el próximo mes y entre en vigor a partir de abril de 2012.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *