NetApp habilita que la red esté unificada

La amplia recesión económica ha creado un ambiente de negocio que demanda aumentos en la flexibilidad, eficiencia y desempeño de TI sin aumentar los costos.

La amplia recesión económica ha creado un ambiente de negocio que demanda aumentos en la flexibilidad, eficiencia y desempeño de TI sin aumentar los costos. La virtualización es la primera ola de cambios de raíz para la arquitectura de centros de datos que hace justamente eso y al hacerlo en las computadoras de escritorio, servidores y costo de almacenaje, se eliminan de manera efectiva mucha ineficiencia en la arquitectura de centros de datos tradicionales. Sin embargo, aun hay espacio para mejorar.

De acuerdo con Mike McNamara, Gerente Sr. Manager de Mercadotecnia de Producto SAN y Alianzas de NetApp, muchos centros de datos empresariales despliegan una red Ethernet para tráfico IP y una Red de Área de Almacenamiento (SAN por sus siglas en inglés) de canal de fibra para tráfico SCSI de modo de bloque. Conforme estos centros de datos despliegan infraestructuras virtualizadas, zonas de virtualización son creadas alrededor de estas diferentes redes.

El desplegar y administrar dos redes distintas ocasiona altos costos operativos y de capital. Cada infraestructura tiene su propio almacenamiento cautivo subutilizado, y cada una requiere sus propias soluciones de recuperación de información y herramientas de administración de datos. Después de que el hardware, software y cableado son comprados e instalados, dos equipos especializados independientes son frecuentemente necesitados para administrar las diferentes redes. El modelo de dos redes consume una gran cantidad de puertos de red, y acarrea grandes costos operativos continuos como resultado de numerosos adaptadores específicos para un protocolo y conmutadores que energizar, enfriar y almacenar en la infraestructura de TI.

En el pasado, la separación de estas dos redes tenia sentido, porque cada una cumplía con diferentes necesidades del centro de datos y la tecnología para soportar una red verdaderamente convergente no existía. Con el canal de fibra sobre Ethernet (FCoE por sus siglas en inglés), avances en Ethernet de 10-gigabit, y estándares aprobados en el puenteo de centro de datos, todo eso ha cambiado. Hoy, una red convergente es una realidad.

¿Cuáles son los beneficios?

Al separar las redes de área de almacenamiento (SANs) y las redes de áreas local (LANs) a una infraestructura convergente de red, el usuario puede retirar las ineficiencias de su infraestructura al mismo tiempo que experimenta flexibilidad; además incluye:

Reducción de puertos, cables y conmutadores a la mitad

Reducción de la huella física

Simplificar la administración

Reducir costos operativos

Eliminar ancho de banda subutilizado y abandonado

Proteger inversiones al desplegarlas donde son más necesarias

Haciendo la convergencia de red de extremo a extremo se hace posible una arquitectura unificada de protocolos múltiples y la evolución de componentes clave como:

• Canal de fibra sobre Ethernet

• Transporte físico mejorado de Ethernet de 10-gigabit Ethernet

• Adaptadores de red convergentes (CNAs por sus siglas en inglés) y adaptadores de servidor con FCoE Abierto

• Saltos y Caminos múltiples

Juntos, estos componentes brindan los medios para la calidad de transmisión y disponibilidad de servicio. También habilitan el desempeño, seguridad y las características de administración operacional que uno esperaría del canal de fibra.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *