Intel Capital invierte en la tecnología médica

Intel Capital, división de inversiones estratégicas de Intel, anunció su inmersión en el mercado de la tecnología de salud, puntalmente con una millonaria inversión, la primera que realizan en América Latina.

Intel Capital, división de inversiones estratégicas de Intel,  anunció su inmersión en el mercado de la tecnología de salud, puntalmente con una millonaria inversión, la primera que realizan en América Latina, en la compañía Pixeon de Brasil especializada en el segmento de administración de imágenes médicas de forma digital.

La compañía con sede en Florianópolis se encuentra activa hace ocho años con más de 150 unidades PACS, Picture Archiving and Communication System. Se trata de una tecnología que permite la gestión y procesamiento de imágenes médicas de una manera totalmente digital, ofreciendo reducción de costos y aumento de la eficiencia de los hospitales y clínicas de diagnóstico.

Con la inversión recibida, la empresa de Santa Catarina espera ampliar sus actividades y negocios de Brasil a la Argentina, donde comenzó sus actividades en 2011 de la mano de la Fundación Favaloro, y en otros países de América Latina.

David Thomas, director ejecutivo de inversiones estratégicas de Intel para América Latina, afirma: ‘Estamos viendo que el sector healthcare está creciendo y Pixeon está en una buena posición para tomar las riendas del mercado. La inversión la realizamos en menos de un mes pero desde el año pasado que estamos en contacto con la empresa conociéndola y buscando estrategias’.

Y agrega: ‘Pixeon es una compañía que tiene grandes oportunidades de mercado. Esa posición permite capitalizar el uso de la tecnología CAPS donde Intel ve una gran oportunidad con impacto estratégico. Además a futuro vemos nuevas posibilidades en el mercado móvil y de storage, donde la compañía tiene bastante expertise y permitir mejorar el trabajo de quienes utilizan nuestra tecnología’.

Fernando Peixoto, director general y accionista en Pixeon, concluye: ‘Los principales beneficios para los clientes se notan en la reducción de los costos de película médica convencional, que se pueden eliminar en casi todo el proceso de los servicios médicos, así como en la mejora de la calidad del diagnóstico. Así, los médicos obtendrán una herramienta de apoyo para ayudar al proceso. La tecnología permite reducir hasta en un 80% la necesidad de imprimir los exámenes en una película especial, la aceleración de flujo de trabajo y la distribución de imágenes médicas en una institución’

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *