Los ultrabooks se venden menos de lo esperado

Cuando el pasado mes de mayo el CEO de Intel, Paul Otellini, presentó a unos inversores sus Ultrabooks, el concepto parecía estar destinado al éxito. No obstante, parece que al final no va a ser así: tanto Acer como Asustek, compañías que ya venden ultrabooks en Taiwán, se han encontrado con ventas por debajo de lo previsto.

De hecho, esto ha obligado a ambas compañías a reducir sus previsiones de ventas para este año, pasando de esperar vender entre 200.000 y 300.000 unidades a unas 100.000 unidades. ¿La razón para el poco éxito de los ultrabooks? Muy sencillo: el precio.

Así, mientras que los portátiles ultrafinos de Asustek se venden en Taiwán por 1.200 (el de 11,6 pulgadas) y 1.675 dólares (el de 13,6 pulgadas), su mayor competidor y con mucho más renombre, el MacBook Air, puede conseguirse por 999 dólares (11,6 pulgadas) y 1.299 dólares (13,6 pulgadas). La decisión de los consumidores parece claro.

Esto no son buenas noticias para Intel, que ha invertido mucho dinero (y esperanza) en los ultrabooks, según recoge The Register. Otros perjudicados podrían ser Microsoft, que también esperaba que un boom de ventas de los ultrabooks pudiera llevar consigo un boom de ventas de Windows.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *