La avería de Blackberry se extiende a Latinoamérica

Tercer día consecutivo del fallo de conexión en los teléfonos de RIM. Las fallas en el servicio de mensajes de texto se extendieron a los usuarios en Europa, Medio Oriente, África y América Latina.

Tercer día consecutivo del fallo de conexión en los teléfonos de RIM. La avería en el servicio de mensajes de texto se ha extendido  a los usuarios en Europa, Medio Oriente, África y América Latina.

Blackberry comunicó oficialmente que el servicio afecta también a América del Sur: "Estamos al tanto de que hay usuarios en Europa, Oriente Medio y África, India, Brasil, Chile y Argentina que están experimentando retrasos en los servicios de mensajería e Internet." El fallo no afecta a las llamadas de voz y SMS, pero sí impide o retrasa el tráfico de datos, lo que incide, por ejemplo, en el servicio más popular de la compañía, su mensajería instantánea.

RIM, el fabricante de Blackberry, no sabe cuándo podrá reestablecer por completo la totalidad de sus servicios. "Todos nuestros equipos están trabajando para resolver el problema", ha asegurado el vicepresidente de tecnología de RIM, David Yach, en las primeras explicaciones completas que da la firma canadiense después de que sus teléfonos comenzaran a registrar problemas el lunes. Yach, que no ha aclarado cuándo se puede restablecer la normalidad del servicio de mensajería, ha descartado un ataque de piratas informáticos a sus redes.

Según Yach, el fallo se ha producido en los servidores europeos de RIM, donde un fallo en cadena en sus máquinas ha provocado un "gran tapón" de mensajes que ha retrasado a todo el sistema: primero fue Europa, África y parte de Asia, pero después la saturación se extendió a Suramérica y también a EEUU. Eso sí, Yach aseguró que "todos los mensajes" serán finalmente entregados.

Research In Motion (RIM), la multinacional canadiense que fabrica las Blackberry, ha explicado que los usuarios "en el continente americano pueden estar experimentando retrasos del servicio de forma intermitente". Usuarios de países tan distantes como Austria, Ecuador o Brasil informaron de que sus Blackberry no estaban enviando ni recibiendo mensajes ni correos electrónicos.

Los analistas están empezando a evaluar si los problemas de servicio pueden afectar a la compañía, que desde hace meses se enfrenta a una caída de las ventas en ámbitos profesionales, que dominaba hasta hace solo un par de años. Sin embargo, la situación de las ventas en España es diferente, ya que se ha convertido en uno de los productos preferidos por los jóvenes, por la eficiencia y confidencialidad del servicio de mensajería, punto este último que ha sido objeto de críticas por parte de las distintas administraciones, por la dificultad del control de los mensajes. Incluso en Arabia Saudí se han llegado a prohibir las blackberry por esta dificultad de control. Los terminales de Blackberry son especialmente eficientes en el uso de los recursos de la red, con menores requerimientos de ancho de banda ya que los contenidos son codificados con una tasa de compresión muy elevada.

En septiembre, cifras recopiladas por la firma Comscore señalaban que en Estados Unidos RIM estaba perdiendo rápidamente terreno a causa de iPhone y Android, y calculaba que Blackberry había perdido 4,3 millones de usuarios. Según Comscore, RIM tiene ahora 16,5 millones de usuarios, la misma cifra que a finales del 2009 y está perdiendo unos 500.000 usuarios cada mes.

El fallo técnico, que ha durado ya tres días, lastra las prestaciones de los aparatos de la compañía estadounidense Research in Motion (RIM), a pocos días de la puesta a la venta del nuevo móvil de Apple, el iPhone 4S.

RIM anunció el martes, 11 de octubre que la avería ya estaba resuelta, pero horas después se vio obligada a admitir que no era así y que sus técnicos estaban trabajando para solucionarla. "Los retrasos con los mensajes y la navegación se deben al fallo de un conmutador de la infraestructura de RIM", reconoció la empresa. Los problemas duran ya tres días y afectan a millones de personas de cuatro continentes.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *