Creciente demanda de Smartphones redefinirá estrategía de operadores: IDC

Un reciente estudio de IDC muestra que los operadores tendrán que superar los elevados costes para satisfacer la creciente demanda de internet móvil.

El mercado de smartphones en Lationamérica sigue creciendo, con seis millones de unidades vendidas, según el estudio “IDC Latin America Mobile Phone Tracker" del primer trimestre del 2011. La región representa el 15% del mercado total de teléfonos móviles, los cuales han experimentado un crecimiento de 28% en países como México, Venezuela y Brasil. Por su parte, las ventas de smartphones crecieron un 66 por ciento comparadas con el primer trimestre de 2010, y se espera que crezcan en 83 por ciento comparadas con todo el año 2011. Esto significa que se venderán 65 smartphones por minuto en América Latina, según cifras de IDC.

Estos teléfonos crean cargas sobre las redes muy superiores a las de los celulares tradicionales. Si el mercado continúa creciendo a este paso, es probable que las redes comiencen a sentir el peso de la demanda generada por estos nuevos usuarios sobre el backhaul móvil, el cual transporta el tráfico entre las torres celulares y las redes core de los operadores. Adicionalmente, la popularidad de los planes de pre-pago y los dispositivos de bajo costo aseguran que la magnitud de este crecimiento sea en parte impredecible y altamente flexible.

Otros estudios han demostrado que el aumento exponencial del tráfico móvil no corresponde a un incremento de los ingesos. La disyuntiva requiere que los operadores planteen formas adecuadas para satifacer la demanda al mismo tiempo que generan ganancias, por lo que tendrán que resolver problemas de congestión adquiriendo infraestructura de redes de nueva generación. Se trata de un importante momento de transición para los operadores.

El backhaul constituye la base de una estrategia exitosa de redes móviles. Para que sea exitosa esta base debe de prevenir fallas y alteraciones en el flujo de datos que pueden ser muy molestas para el usuario de banda ancha móvil, ya que pueden implicar pérdidas de datos en el correo electrónico, herramientas de redes sociales o interrupciones durante descargas de vídeo.

Para evitarlo se puede construir una base sólida con Carrier Ethernet, proporcionando al usuario final la experiencia de una nueva generación que tan desesperadamente quiere y necesita. La telefonía móvil con un backhaul Ethernet está especialmente diseñada para hacer frente a esta demanda insaciable de ancho de banda, ofreciendo una arquitectura rentable, flexible y escalable que se puede adaptar según las necesidades del cliente.

Combinar métodos de robustez y protección con el control del rendimiento y la segmentación de fallos en la red metro, optimiza la disponibilidad de backhaul móvil y garantiza un servicio ininterrumpido a los usuarios finales. Construir una infraestructura de red Carrier Ethernet ofrece a los operadores una estrategia a largo plazo y de bajo costo para sustituir la infraestructura actual a la vez que mantienen la fiabilidad “carrier class”, con lo que podrán satisfacer la demanda de banda ancha móvil, ya que se espera que para 2014 las compras de smartphones aumenten a 100 millones de unidades por año.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *