Apple quiere abandonar los chips fabricados por Samsung

El fabricante de iPad podría haber suscrito un contrato con la taiwanesa TSMC en pleno litigio por patentes con la firma surcoreana.

Las disputas  entre Apple y Samsung no podían resultar indiferentes a la relación comercial entre ambos gigantes. Samsung es el principal proveedor de Apple. Pues bien, según Digitimes, Apple ha llegado a un acuerdo con la taiwanesa TSMC para que fabrique sus próximos chips en lugar de la firma surcoreana.

Apple utiliza un chip diseñado por ella pero fabricado por Samsung en 45 nanómetros. Pero el responsable del futuro A6, que se espera en 2012, y sus sucesores podría ser la firma TSMC que trabaja sobre 28 nanómetros y, en un futuro, sobre 20. El citado fabricante, con menos capacidad técnica que Samsung, acudiría a Siliconware Precision Industries (SPIL) y Amkor Technology para asegurarse el potencial necesario para este importante suministro.

Mientras, la batalla legal prosigue. Samsung ha demandado a Apple en Australia por vulnerar sus patentes relacionadas con la conexión inalámbrica. Apple inició un litigio en aquel país que condujo a un pacto con Samsung por el que la compañía surcoreana paralizaba la entrada de su tableta Galaxy 10.1 hasta aclararse el contencioso sobre el diseño de la misma, que Aple considera una simple copia de su iPad.

En Alemania, un tribunal de Duseldorf ha prohibido a la empresa surcoreana que su filial en Alemania pueda vender la tableta Samsung Galaxy Tab 10.1 en aquel país. En agosto de 2011, el mismo tribunal había dictado provisionalmente una orden que prohibía la venta de la citada tableta en toda la Unión Europea salvo Holanda, decisión que posteriormente restringió a Alemania. Una de las alegaciones presentadas por Samsung en su recurso negaba al citado tribunal autoridad para dictar una orden de este tipo más allá del territorio germano.

El tribunal admitió esta limitación en la medida que Samsung tiene en Alemania una filial propia, Samsung Electronics GMBH, contra la que se dirigió Apple. La empresa alemana de Samsung no podrá comercializar la tableta en su país ni en ningún otro de la Unión Europea, pero ello no afecta a otras filiales de la compañía que podrán seguir vendiendo la tableta en sus respectivos países. La Galaxy Tab había empezado a ser distribuída este verano.

Tras la victoria de Apple en Alemania,Samsung ha presentado una demanda en París contra el fabricante de iPad, al que acusa de violar patentes relacionadas con el 3G. En Japón también hay litigios abiertos por este mismo motivo.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *