Así fue el lanzamiento de Netflix a América Latina

Reed Hastings, Cofundador y Director General de Netflix, presidió el lanzamiento del servicio de suscripción por Internet para disfrutar contenido audiovisual que hoy cuenta con más de 25.000 suscriptores a nivel mundial.

El popular servicio de suscripción de películas y series por Internet llegó a Latinoamérica con tarifas y oferta de contenido atractivos para millones de usuarios potenciales. Durante la semana del 5 al 9 de Septiembre la empresa realizó varios lanzamientos que inician la era Netflix en la región.

Este servicio fue fundado en 1997 por Reed Hastings y Marc Randolph, permitiéndole al mundo contar con un  catálogo de 130.000 películas y series de televisión (39.000 de ellas en español o con subtítulos) para escoger.

Argentina, Uruguay, Brasil y Colombia contaron con la presencia de Hastings quien inauguró la llegada de la era Netflix a un precio de 7,99 dólares estadounidenses al mes. El ingreso a este mundo del entretenimiento puede hacerse desde cualquier dispositivo con conexión a la web por medio de computadores, televisores inteligentes (Smart TV) o consolas de videojuegos (Nintendo Wii, Xbox 360 y PlayStation 3). Los contenidos no se almacenan en el dispositivo, sino que se reproducen vía streaming, es decir que se transmiten directamente de la red como sucede con YouTube.

¿Qué ancho de banda se necesita?

Uno de los retos que tienen los países de América Latina para aprovechar al máximo este tipo de servicios en la Web, es mejorar la oferta de banda ancha para que los suscriptores puedan contar con todas las funcionalidades por las que pagarán. Sin embargo, Hastings aclaró que cualquier plan de Internet que permita ver YouTube es apto para Netflix, aunque la calidad está determinada por el ancho de banda del usuario.

Asimismo, señaló que la tecnología que utiliza la compañía permite una reproducción continua, pues en caso de una disminución en la velocidad del canal de acceso, la calidad de video se ajusta a las condiciones de transferencia de la conexión, es decir, baja la calidad de la imagen, pero se ve de forma continua.

La robustes tecnológica es tal vez, una de las ventajas competitivas de Netflix frente a servicios similares como Cuevana y Taringa. Cuevana permite a los usuarios disfrutar de series y películas online sin restricciones de tiempo. Mientras, Taringa permite a los usuarios compartir cualquier tipo de contenidos, vídeos, juegos, software, música, etc. ambos cuentan con fans en la región que evaluarán Netflix con otros ojos; teniendo en cuenta que su propuesta no incluye ninguna novedad en el mercado dado que el contenido disponible en Netflix tiene mínimo 2 años de realizado.

“Nos entusiasma llevar Netflix a Latinoamérica y el Caribe”, dijo Reed Hastings, cofundador y CEO de Netflix. “Cada vez más personas en la región usan Internet. También les encantan las películas y series. Nos enorgullece poner a su alcance la experiencia de Netflix para que disfruten al instante de todas las películas y series que quieran ver, cuando las quieran ver, por un precio accesible”.

¿El fin de la piratería?

Según cifras dadas a conocer este año en el Sexto Congreso Mundial para Combatir la Falsificación y la Piratería, las pérdidas causadas por estos delitos alrededor del mundo ascienden a un billón de dólares al año, poniendo en riesgo dos millones de empleos en todo el planeta. Tan solo las salas de cine pierden alrededor de un millón de espectadores cada año. Y a pesar de que Netflix puede ser una opción asequible para consumir este tipo de contenidos audiovisuales de manera legal, se estima que el fin de la piratería aun está lejos.

La llegada de Netflix escribe un nuevo capítulo en la historia del consumo de contenido audiovisual en la región y abre nuevas posibilidades de mercado a empresas relacionadas con la industria de la TV. ““Estamos comprometidos a ofrecer la misma excelencia en servicio, valor y selección a lo largo de todas las Américas. No vemos la hora de empezar” finalizó el CEO de Netflix, Reed Hastings.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *