Samsung demandada por Apple en Japón

El fabricante coreano podría buscar en el sistema operativo MeeGo una salida para protegerse de las querellas de la empresa del iPad.

Nuevo capítulo de la batalla de Apple contra Samsung. Tras el éxito de sus litigios en Europa y Australia, el fabricante estadounidense ha trasladado la denuncia a Japón. La empresa ha presentado una demanda en un tribunal de Tokio en la que pide la suspensión de las ventas de los teléfonos Galaxy así como 1,3 millones de dólares (algo más de 920.000 euros) en concepto de daños por vulneración de patentes, según Reuters.

Precisamente Samsung, una de las grandes víctimas de la pelea de patentes que protagoniza Apple, estaría buscando un sistema operativo para reforzar el suyo propio, Bada, y protegerse de las acusaciones del fabricante de iPad por sus productos sobre Android, el sistema operativo de Google.

Según distintos medios, el fabricante coreano podría estar interesado en MeeGo, el sistema operativo promovido por Intel en colaboración con Nokia y cuyo futuro es incierto después de que el fabricante finlandés haya optado por acudir a Windows Phone abandonando incluso su propia solución en este terreno, Symbian.

Samsung ha desmentido los rumores de que estaría interesado en la compra de webOS, el sistema operativo de Palm que ahora es propiedad de HP, empresa que ha anunciado una reestructuración que podría llevarle a separar el negocio de ordenadores personales. Pero ello, según los citados medios, no supone que Samsung haya abandonado la idea de limitar su dependencia de Android.

El anuncio de que Google comprará Motorola Mobility preocupa al resto de fabricantes de teléfonos que usan el sistema operativo de Google porque podría suponer un trato preferencial de Google hacia sus propios teléfonos. Ya solo faltaba que, en el proceso de Oracle contra Google, hayan aparecido unos documentos de la empresa del buscador que permiten interpretar que ofrece acceso preferencial a Motorola y Verizon a los datos sobre las nuevas versiones de Android.

En los documentos publicados, los responsable de Android recomiendan que el desarrollo de este sistema operativo, que es abierto, se mantenga en secreto y que las primeras informaciones sobre el mismo se ofrezcan a los socios que trabajan con Android. El problema es que el texto cita a Motorola y Verizon como ejemplo de estos socios favorecidos.

MeeGo descansa sobre un núcleo de Linux y era un proyecto conjunto de Intel y Nokia, pero esta compañía lo ha abandonado y ha dejado a Intel sin fabricante. Aunque hay algunos modelos de tabletas con el mismo, para competir en el sector de la telefonía necesita un socio de envergadura.

Presentado en 2010 como la alternativa a Android, este sistema operativo carece ahora de apoyos. Intel, que ha negado que vaya a abandonar su desarrollo, replicó a la marcha de Nokia asegurando que impulsaría su presencia en los sectores de la domótica, el automóvil y los portátiles.

Las demandas de Apple contra fabricantes de teléfonos que emplean Android por supuesta vulneración de patentes es un problema que preocupa a la propia Google que debe asegurar a sus socios la tranquilidad jurídica sobre la tecnología empleada. Y no va a dejarlos solos en esta pelea. Según Bloomberg. Google ha transferido a HTC, uno de ellos, nueve patentes que posee de Motorola, Palm y Openwave para reforzar su posición en el litigio que le enfrenta a Apple.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *