Intel invierte en dos nuevos centros de investigación

La empresa anuncia una inversión de $30 millones de dólares en la Universidad Carnegie Mellon, en su interés en fomentar la investigación universitaria y acelerar la innovación.

La compañía ha hecho manifiesta su intención de desarrollar en estos centros, investigaciones que contribuyan al futuro del cómputo en nube. "Se espera que estos nuevos ISTCs abran posibilidades increíbles", dijo Justin Rattner, Jefe del Departamento de Tecnología de Intel."Imagínese, por ejemplo, los coches del futuro equipados con sensores integrados y microprocesadores para recoger y analizar constantemente el tráfico y los datos meteorológicos. Esa información podría ser compartida y analizada en la nube para que los conductores pudieran contar con propuestas de rutas más rápidas y más seguras".

Al igual que con ISTCs previamente anunciados para el cómputo visual y el cómputo seguro, los nuevos centros fomentan una colaboración más estrecha entre las universidades, líderes de opinión e Intel. Para fomentar una mayor colaboración, los ISTCs usan modelos abiertos de IP, con resultados a disposición del público a través de publicaciones técnicas y lanzamientos de versiones de software de fuente abierta.

Los ISTCs forman una nueva comunidad de investigación sobre el cómputo en la nube, que amplía la visión de Intel "Nube 2015" con nuevas ideas de los mejores investigadores académicos e incluye investigaciones que extienden y mejoran las actuales iniciativas de Intel en cómputo en nube.

El centro combina investigadores de primer nivel de la Universidad Carnegie Mellon University, el Georgia Institute of Technology, la Universidad de Berkeley de California, la Universidad de Princeton e Intel. Los investigadores explorarán la tecnología que tendrá importantes implicaciones para la nube, incluyendo la optimización de aplicaciones incorporadas, un soporte más eficiente y eficaz de análisis de datos en línea en cantidades masivas y volviendo la nube más distribuida y localizada al extender las capacidades de la nube al límite de la red e incluso a dispositivos cliente.

Aprovechando la experiencia de los principales investigadores de la Universidad Carnegie Mellon, la Universidad de Cornell, la Universidad de Illinois en Urbana Champaign, la Universidad de Pennsylvania, la Pennsylvania State University, el Georgia Institute of Technology, la Universidad de California en Berkeley e Intel, el ISTC para el cómputo embebido forma una nueva comunidad de colaboración para impulsar la investigación para transformar las experiencias en el entorno del hogar, el coche y al por menor en el futuro.

Con la creciente popularidad de la tecnología móvil en tiempo real y personalizada, hay un correspondiente aumento en la demanda de sistemas de cómputo embebidos especializados para apoyar una amplia gama de nuevas aplicaciones, incluyendo muchas aún no imaginadas.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *