Amazon reta a Apple con una tableta de solo 176 euros

Amazon reta a Apple con una tableta de 176 euros contra el iPad de 479 euros.

Amazon es la última esperanza de hacerle sombra al iPad, la tableta de Apple que ha cambiado la industria del PC y del ocio electrónico. La tableta de Amazon, saldrá en noviembre, llevará sistema operativo Android y, lo más novedoso, en lugar de estar subvencionado el aparato por una operadora telefónica, su precio irá ligado a una suscripción anual al servicio de alquiler de películas de Amazon.

El beneficio no se busca en el aparato, sino en vender sus contenidos

La información ha salido a la luz a través de la revista tecnológica Techcrunch que, durante una semana, ha tenido en sus manos la tableta, aunque sin permiso para fotografiarla.

El modelo tiene algunas diferencias con lo que hay en el mercado. Para empezar solo tendrá siete pulgadas de pantalla, es decir, similar a la primera Tab de Samsung. Después la mayoría de los fabricantes se han inclinado por el mismo tamaño que el iPad y, también, por su mismo precio. El resultado no varió mucho, fracaso en las ventas.

La tableta de Amazon funcionará con el sistema operativo Android 2.2, frente al 3.2 del resto. Es decir, que tendrá menos prestaciones y potencia, pero esta es otra de las apuestas de Amazon. No aspira a hacer muchas cosas, sino pocas pero bien. Es la táctica que le ha funcionado con el lector electrónico Kindle. Su memoria será solo de 6 gigas, tendrá wifi, y su procesador de un solo núcleo, de lo que se deduce que su apuesta es el streaming: la visión de películas sin necesidad de descargas.

La gran novedad es que la venta no va ligada a una operadora que rebaja su precio a cambio del mantenimiento de una tarifa telefónica. Al comprar una tableta Kindle por 250 dólares (176 euros), el cliente se suscribe obligatoriamente durante un año al servicio Instant Video, donde deberá alquilar películas por valor de 79 dólares. La tableta también ira ligada a su servicio musical y a sus aplicaciones.

Según Techcrunch, Amazon ha rediseño completamente la interfaz para que la tableta no parezca Android. Tampoco hay conexión a Android Market ni posibilidad de descargar sus aplicaciones. Solo las de Amazon. En esa idea de hacer pocas cosas pero bien, carece de cámara y su pantalla táctil es para dos dedos, frente los 10 del iPad.

La entrada en el mundo de las tabletas significa que Amazon renuncia a la tecnología eInk de las pantallas de los lectores. Es decir, que cansará más a la vista y gastará más energía, peajes imprescindibles para la visión correcta de películas. Tampoco tendrá botones físicos.

La estrategia de Amazon es la única que no se ha probado para combatir a Apple. Una tableta de 176 euros contra el iPad de 479 euros.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *