HP en el ojo del huracán

Samsung y Lenovo suenan como posibles interesados en adquirir el Grupo de Sistemas Personales del fabricante, SAP como opción para fusionarse, y Oracle como orquestador de una compra hostil de la empresa.

A casi una semana del anuncio sorpresivo sobre la posible separación y venta del Grupo de Sistemas Personales (PSG), el fabricante se ve envuelto en rumores sobre posibles nuevas compras, víctima de adquisición hostil, y fusiones.

El paréntesis de 12 a 18 meses que Leó Aphoteker, presidente corporativo de HP, definió como el lapso adecuado para determinar el rumbo estratégico de la empresa, está dando pie a la competencia a planear otras estrategias, y no siempre amistosas con HP.

Los rumores sobre posibles interesados en adquirir los activos del Grupo de Sistemas Personales de la marca, comienzan a escucharse. Samsung, con sus plantas de fabricación en China, es una posible candidata. Lenovo es otra opción, lo mismo que Dell.

Según Digitimes, Samsung se habría puesto ya en contacto con varios ensambladores con el fin de ampliar su red de fabricación de notebooks, esta supuesta toma de contacto ha sido interpretada por las fuentes cercanas a la cadena de distribución como un intento para acomodar una nueva línea de producción, probablemente proveniente del negocio de HP.

La razón es simple, en caso de que Samsung adquiriera el Grupo de Sistemas Personales, tendría que hacer frente a una demanda de aproximadamente 40 millones de equipos de manera anual, y para ello necesita una capacidad adecuada -propia o de terceros-, para asegurar la producción del volumen de productos.

Lo cierto es que las posibilidades de que Samsung pueda estar al menos pensando en semejante compra es bastante viable, y la colocaría en una posición dominante en el mercado de cómputo, convirtiéndose en efecto, en el mayor distribuidor de equipo portátil y de escritorio del mercado, por encima de otras marcas como Apple, Acer o Asus.

Lenovo demostró tener la capacidad para administrar la integración de los activos de un gigante como IBM, después de la compra que realizó la década pasada, del negocio de PCs de la marca. La inversión en HP le garantizaría penetrar con fuerza en los mercados de América y Europa.

Aún no se conocen los detalles sobre el posible fin del negocio de PCs de HP. Ni siquiera expertos como Jeff Hine, analista del programa de canal de Enterprise Strategy Group, se atreven a vaticinar lo que va a suceder. Sin embargo, hay una cosa clara: ante tanta confusión los principales beneficiados serán los competidores de HP. Dell o Lenovo podrían aumentar su cuota de mercado gracias a la incertidumbre que rodea al fabricante de Palo Alto.

Hine se plantea la lógica de la decisión de HP teniendo en cuenta que uno de los negocios más importantes de la compañía es todavía el de impresoras. Para el analista es en parte irónico que el fabricante afirme que su futuro está en el software cuando la gran protagonista de su negocio sigue siendo su división de impresión

Nada de miel sobre hojuelas

La reorientación estratégica de HP también afecta a la industria del software. La marca ha visto descender el precio de la acción de 50 a 24 dólares en un año, necesita demostrar que el brusco viraje de su estrategia dará frutos a medio plazo. Si su acción sigue cayendo, HP en su conjunto podría ser objeto de una OPA o acción de compra hostil, entre cuyos protagonistas podría figurar Oracle.

HP se orientará al software y al servicio para empresas, y para garantizar su posición en el mercado contempla posibles fusiones. La más evidente, sería llegar a acuerdos con la alemana SAP.

Por otra parte, Hine asegura que la compra de Autonomy por 11.700 millones de dólares es una buena noticia para el canal de HP. Gracias a la adquisición, integradores y distribuidores podrán consolidar sus relaciones con HP y expandir el portfolio de HP en la nube.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *