Google en su batalla de patentes con Oracle

Oracle reclama que se considere un correo electrónico enviado en agosto del año pasado por un ingeniero de Google donde se pide que se investiguen las alternativas que podría ofrecer Android y Chrome a Java.

Los correos electrónicos nunca parecen desaparecer del todo. Eso es lo que ahora desearía Google que ve como mensajes corporativos son usados en su guerra de patentes con Oracle por la plataforma virtual Java, propiedad de Sun, empresa que fue adquirida por Oracle.

Oracle reclama que se considere un mensaje enviado en agosto del año pasado por Tim Lindholm, ingeniero de Google que había trabajado para Sun, donde se explica que los patrones de Google habían pedido que se investigaran las alternativas que podría ofrecer Android y Chrome a Java. "Hemos revisado muchas y creemos que todas son malas. Nuestra conclusión es que debemos negociar una licencia de Java".

El debate jurídico se centra en las características del correo. Si se trata de un borrador, como sostiene Google, que iba dirigido a un abogado de la empresa estaría protegido y no podría utilizarse como prueba en un juicio porque se trataría de una comunicación entre la compañía y el abogado. Por el contrario, para Oracle es un mensaje habitual corporativo que va encabezado con un familiar "Hola Andy" y no puede acogerse a ninguna protección.

Mientras este correo es posterior a la presentación de la demanda de Oracle contra Google, lo que haría más comprensible que se tratara el tema, existe otro correo con cinco años de antigüedad en el que el jefe del proyecto Android analiza las opciones de la compañía en este asunto para concluir que una de las opciones es "emplear igualmente Java y sostener nuestra decisión, quizás haciendo enemigos en el camino". El sentido de la frase puede dar mucho juego ante los tribunales. ¿El autor de la misma está proponiendo infringir una patente o simplemente reconoce que la decisión incomodaría a la comunidad Java?

Para The Register, establecer el preciso sentido del mensaje puede suponer miles de millones. Para Fayerwayer, estos mensajes internos de Google no hacen necesaria una campaña hostil contra la empresa. Ella misma "se está echando para abajo". Google denunció la semana pasada que existe una campaña hostil contra el empresa por parte de competidores que usan los tribunales para intentar ganar allí en lugar de acudir a la innovación. Google citaba el consorcio creado por Apple, Microsoft y Oracle, entre otras, para la compra conjunta y masiva de patentes de otras compañías.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *