Finaliza la era del dominio .com

El organismo rector de Internet, ICANN, tomó en Singapur la decisión que permitirá la apertura de los dominios genéricos en la Web.

El organismo rector de Internet, ICANN, tomó en Singapur una decisión que se califica como uno de los mayores hitos en la historia de Internet, y que se planteó por primera vez en 2007: la apertura de los dominios genéricos en la Web, que permitirá a empresas, ciudades y cualquier organización crear y administrar su propio dominio web.

La votación de los miembros de ICANN fue contundente: 13 miembros se manifestaron a favor de esta nueva era de los dominios, frente a uno que estuvo en contra y dos que se abstuvieron.

“ICANN ha abierto el sistema de direcciones de Internet a las ilimitadas posibilidades de la creatividad e imaginación humanas. Nadie puede predecir adónde nos llevará esta histórica decisión”, señaló Rod Beckstrom, presidente de la organización, quien asegura que lo único seguro es que esta apertura impulsará la innovación.

Los dominios genéricos de primer nivel (gTLD: generic Top Level Domains), hasta ahora, han sido limitados por las decisiones de ICANN, y entre ellos los más populares son .COM, .EDU, .NET, .GOV y .ORG. Hay otros 6 no patrocinados, y 11 más patrocinados por ciertas industrias (como .AERO y .TRAVEL), surgidos entre 2000 y 2004, para un total de 22 dominios gTLD. Entre tanto, hay cerca de 250 dominios nacionales (ccTLD), relacionados con los países (.CO, .CL, .AR, .MX, .ES, etc.).

Tras esta decisión, que inicialmente se esperaba que fuera tomada en la reunión de ICANN en Cartagena, a finales del año pasado, podrán surgir centenares de nuevos dominios de primer nivel, correspondientes a ciudades, países, comunidades, ideas, empresas, campañas sociales y organizaciones en general, y en cualquier idioma (por ejemplo, .BOGOTA, .SPORTS, .DEPORTES, .PAZ, .ONU, .APPLE, .RENAULT, .FUTEBOL, .F1…).

De hecho, según Forbes, ya hay interesados en nuevos dominios. Emprendedores de Las Vegas se están uniendo para crear .VEGAS, y la firma Canon quiere aplicar para el .CANON.

Cabe aclarar que la creación de una nueva extensión de dominio costará alrededor de 185.000 dólares (unos 330 millones de pesos) y se deberá pagar cada año 25.000 dólares más (45 millones de pesos), por lo que solo organizaciones y empresas con altos presupuestos podrán acceder a su propia extensión de dominio y aprovecharla para sus fines corporativos.

Gerardo Aristizábal, gerente de MI.COM.CO, registrador del dominio .CO para Colombia, señala que “Esta nueva etapa es muy positiva para Internet, pues abre la oportunidad a nuevos emprendimientos e ideas, y expande el mercado posible de ‘territorios virtuales’. Será el mercado quien determine hasta donde debe llegar la industria en este sentido, y no unas restricciones artificiales impuestas sobre la misma”.

¿Cambiará la experiencia de los usuarios?

Como lo dice Beckstrom, no se pueden predecir las consecuencias de esta decisión, pero se cree que podría cambiar la forma como los usuarios navegan en al Web, ante la aparición de centenares de nuevos dominios.

Un primer análisis a los usos que se le darán a los dominios genéricos muestra que el principal será el posicionamiento y la protección de marcas y empresas. Pero también se cree que los bancos y otras instituciones que manejan recursos o información crítica de los usuarios podrían crear su propio dominio para incrementar la seguridad.

Además, empresas de Internet y emprendedores podrían crear su propio dominio para revender dominios de segundo nivel a terceros (por ejemplo, el dominio .LAWYER podría venderse a abogados de todo el mundo).

Para las organizaciones y marcas esta nueva era de los dominios es algo positivo, mientras que para los usuarios, los críticos de la medida creen que se generará confusión. Hoy, todavía es difícil para los usuarios memorizar las direcciones de sitios cuyo dominio no termina en .COM, y la aparición de centenares de nuevos dominios podría dificultar aún más las cosas.

Sin embargo, no todos creen que para los usuarios este cambio genere cambios dramáticos, pues no son tantos los usuarios que escriben las direcciones web para llegar a un sitio, como ocurría hace 15 años, cuando empezó la expansión de los dominios. Danny Sullivan, editor de Search Engine Land y uno de los mayores expertos en las búsquedas de Internet, le dijo a Forbes que “la mayoría de las personas no presta mucha atención a las direcciones de los sitios”, pues usan Google u otros buscadores para obtener información y llegar a los sitios web.

Lo que dice la industria de los dominios.

Para la Industria de Internet el cambio es positivo, aunque represente alguna amenaza para los jugadores establecidos.

Juan Diego Calle, presidente ejecutivo de .CO Internet S.A.S., la firma que administra el dominio .CO., señala que “la gente está muy acostumbrada al .COM. Inclusive en Colombia, a comienzos de 2010 había cuatro veces más .COM que .COM.CO. Por lo tanto, el reto más grande que tenemos desde el punto de vista de mercadeo es esa costumbre. Cuando salgan esas nuevas extensiones, tendremos el apoyo de muchas otras empresas combatiendo ese reto (y al final saldremos beneficiados todos). Sin embargo, el mercado sí se vuelve mucho más complicado y competido (fragmentado), por lo cual nuestra estrategia de mercadeo se convierte en algo mucho más importante para seguir teniendo éxito”.

Gerardo Aristizábal, gerente de MI.COM.CO, registrador del dominio .CO para Colombia, coincide con esas palabras: “El reto que se presenta para la industria es gigantesco, y para el dominio .CO esta noticia es positiva. A nivel mundial se debe eliminar la idea de que Internet es .COM, y eso no lo puede hacer solo el .CO. Se necesitan varias alternativas y varios equipos trabajando por abrir la mente de los consumidores. Entre más empresas y grupos trabajen en ese sentido, más gente encontrará en los dominios .CO su primera alternativa para determinar su presencia en Internet”.

Lo que viene.

ICANN aceptará aplicaciones para los nuevos dominios entre enero 12 y abril 12 de 2012, y estos podrían estar en línea a finales de ese año.

Como se manifestó en la reunión de ICANN en Cartagena, algunos aspectos en los que la organización deberá invertir recursos y esfuerzos son la protección de marcas registradas (con la creación de una base de datos global de marcas y un procedimiento de resolución de disputas) y la mitigación de conductas maliciosas (uno de los riesgos de la aparición de nuevos dominios).

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *