Nintendo toma de nuevo el control

La marca sorprendió de nuevo con el innovador control de su nueva consola Wii U. A primera vista el concepto es un poco confuso, pero al verlo en acción se puede concluir que cambiará la experiencia de juego.

El anuncio oficial de Wii U, la nueva consola de Nintendo despejó muchas dudas sobre el futuro la plataforma, pero planteó algunas más al conocer el nuevo control de juego, que abre todo un nuevo abanico de posibilidades en la experiencia de los jugadores.

Antes que nada, lo menos complejo y lógico es que Wii U viene con capacidad de juegos de alta definición que la pondrá a la par con sus competidores, aunque mantiene la distribución de los mismos en un formato de disco propietario, que reduce la posibilidad de piratería pero no permite la reproducción de discos DVD y Blu-ray.

Por encima de la presentación de la misma consola, el centro de atención es el nuevo "Control tipo Tablet", que combina el tradicional mando de botones con una pantalla touch de 6.5 pulgadas. Esta configuración plantea algunos cambios importantes en la forma como se interactúa con la consola. El primero es que se puede jugar directamente en la pantalla touch, sin necesidad de un televisor e incluso "trasladar" un juego del televisor a la consola mientras está activo.

El segundo es que se extiende la información y capacidades de los juegos usando al tiempo la pantalla del televisor y la del control, en una sorprendente sincronización de imágenes que definitivamente no se había visto antes. Por último, se extiende la capacidad de multijugador, al brindar independencia para que cada uno juegue en su propia pantalla, mientras se tiene una vista conjunta del juego en el televisor.

A pesar de que todo apunta a que estará disponible hasta mediados de 2012, se ha registrado una avalancha de anuncios de parte de los fabricantes de juegos que ya anuncian títulos para este nuevo modelo.El impacto causado por el control fue tan fuerte que prácticamente no se puso atención en la consola como tal, y no es para menos porque su diseño es bastante conservador.

Con este anuncio Nintendo toma el camino opuesto de Microsoft, que con el lanzamiento de Kinect dejó al control de lado. Ahora solo falta ver la reacción tanto de Sony como de Microsoft a esta nueva propuesta, pero más importante aún será la aceptación que tenga entre los jugadores que debe ser suficientemente buena para garantizar su éxito. Sony podría estar más cercano a adaptarse en un futuro a un control de este tipo, teniendo en cuenta el éxito de su PSP y el conocimiento en el desarrollo de la consola portátil aplicado a un nuevo tipo de mando. De otro lado, Microsoft tendría que renunciar al su eslogan de campaña "Tu eres el control".

Las opiniones actualmente son encontradas, por una parte luce como una experiencia fantástica y con muchas posibilidades de entretenimiento en grupo, pero por otro lado hay un gran interrogante por el precio del control, porque es bien sabida la carga a la que están sometidos los mandos de juego y nadie quiere tener que pagar un par de cientos de dólares para remplazar uno.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *