Google denunció ciberataques contra Gmail

Piratas informáticos habrían intentado robar cientos de contraseñas de correos electrónicos.

Supuestos piratas ubicados en China intentaron robar las claves de cientos de dueños de correos electrónicos de Google, entre ellos funcionarios de alto rango del Gobierno de Estados Unidos, activistas y periodistas chinos, dijo la compañía de Internet.

La revelación del mayor motor de búsqueda en Internet del mundo provocó una molesta respuesta de Pekín, que dijo que culpar a China es "inaceptable", lo que podría crear más tensiones en su relación con Google.

Los perpetradores parecen estar ubicados en Jinan, la capital de la oriental provincia china de Shandong, dijo Google. Jinan es hogar de una de las seis oficinas de reconocimiento que pertenecen al Ejército de Liberación Popular y un colegio técnico que investigadores estadounidenses relacionaron el año pasado a ataques previos contra Google.

Washington dijo que está investigándolas afirmaciones de Google, mientras que el FBI dijo que está trabajando junto a la empresa después de los ataques, la más reciente invasión relacionada con computadoras dirigida contra una firma multinacional que ha generado alarma sobre la seguridad en Internet.

Andrew Davies del Instituto de Política Estratégica de Australia, un grupo de expertos independientes en seguridad y defensa, dijo que los gobiernos necesitan prestar más atención a los ciberataques, sin importar desde donde se originen.

"Creo que ha habido una cierta falta de apreciación de la amenaza en todo el mundo", dijo Davies.

"Hemos estado en un modo de seguimiento en los últimos años y ha sido difícil despertar a los gobiernos occidentales para que se den cuenta de la magnitud de la amenaza", agregó.

Los piratas informáticos recientemente intentaron violar y observar las cuentas de correos mediante el robo de palabras clave, pero Google detectó y "desbarató" su campaña, dijo la mayor compañía de búsquedas en Internet en su blog oficial.

La revelación se da más de un año después de que Google reveló un ciberataque contra sus sistemas que dijo rastreó hasta a China, y podría tensar aún más la relación entre el gigante de Internet y Pekín.

Google se retiró parcialmente el año pasado desde China, el mayor mercado de Internet del mundo por cantidad de usuarios, después de una disputa con el Gobierno debió a la censura del Gobierno y a un grave ataque informático.

"Recientemente descubrimos una campaña para obtener las contraseñas de usuarios, posiblemente a través de 'phishing', dijo Google, refiriéndose a la prácticas en la que se engaña a los usuarios para que entreguen información delicada, en su blog oficial.

"El objetivo de este esfuerzo parece ser supervisar los contenidos de los correos electrónicos de los usuarios (...) Afectó lo que parece ser las cuentas de cientos de usuarios de Gmail, incluidos entre ellos altos funcionarios del Gobierno estadounidense, activistas políticos chinos, funcionarios de varios países asiáticos (principalmente Corea de Sur), personal militar y periodistas", sostuvo.

Mila Parkour, una experta en seguridad de Washington, informó primero de los ataques contra Gmail en su blog en febrero, diciendo que parecían haber comenzado el año pasado y que eran invasivos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que "no puede aceptar" las acusaciones de que piratas informáticos en China intentaron ingresar a cientos de cuentas de correo electrónico de Gmail.

"Culpar de estas fechorías a China es inaceptable", dijo el portavoz del ministerio, Hong Lei, en una conferencia de prensa habitual.

"La piratería informática es una problema internacional y China también es una víctima. Las afirmaciones del supuesto apoyo a la piratería son completamente infundadas y tienen motivos ulteriores", declaró.

Advertencia de Estados Unidos

Google no dijo que el Gobierno chino estuviese detrás de los ataques, ni dijo qué podría haberlos motivado. Pero los ciberataques que se originan en China se han vuelto algo común en los últimos años, dijo Bruce Schneier, jefe de la oficina de seguridad tecnológica en la compañía de telecomunicaciones BT.

"No es sólo el Gobierno chino. Son actores independientes dentro de China que están actuando con la aprobación tácita del gobierno", afirmó.

Estados Unidos ha advertido que un ataque cibernético -presumiblemente si es lo suficientemente devastador- podría ser causa de una represalia militar en el mundo real, aunque los analistas dicen que podría ser difícil de detectar su origen con una precisión total.

Lockheed Martin Corp , el principal proveedor de tecnología de la información del Gobierno de Estados Unidos, dijo la semana pasada que había desbarató "un significativo y tenaz ataque" contra sus redes de sistemas de información, aunque funcionarios de la compañía y el gobierno no han dicho aún dónde creen que se originó el ataque.

"No tenemos razones para creer que se haya accedido a la cuenta de correo electrónico de algún funcionario estadounidense", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Tommy Vietor.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *