Escasez en la oferta mundial de baterías de plomo ácido

Por: Fabricio Ballesteros Vicepresidente Comercial y Mercadeo de Chicago Digital Power "Más de 160 casos de envenenamiento en la sangre de niños y adolecentes han sido reportados en China en lo que va de 2011 debido al incumpliemiento en las plantas de producción de baterias"

Por: Fabricio Ballesteros
Vicepresidente Comercial y Mercadeo de Chicago Digital Power

Más de 160 casos de envenenamiento en la sangre de niños y adolecentes han sido reportados en China en lo que va de 2011. La causa es el gran número de pequeñas fabricas de baterías de plomo acido que han surgido en muchas ciudades en China, que no cumplen con las regulaciones de control de contaminantes y emisiones tóxicas al medio ambiente, según han informado diferentes autoridades en este país. Se calcula que estas fábricas “informales” cubren más del 35% de la demanda local.

El incontrolable crecimiento en el uso de “Scooter” de baterías – causado a su vez por las restricciones al uso de motocicletas y “Scooter” de gasolina - así como el incremento en la demanda de autos de batería e híbridos en el país fue el detonador del surgimiento de las mencionadas fábricas.

Las autoridades han cerrado cientos de fábricas y han intensificado las visitas de revisión de procedimientos y manejo de desechos. Lo anterior ha causado la detención temporal de la fabricación, aun en aquellas plantas que si cumplen con las regulaciones, pero que ven su producción interrumpida por el proceso de verificación.

El cierre de los que “No cumplen” provocará un muy fuerte incremento en la demanda de las baterías de todos aquellos que “Si cumplen”, haciendo que los tiempos de entrega se alarguen y los precios de venta se incrementen ya que estos fabricantes tienen sus capacidades de producción comprometidas.

Muchas industrias, como la automotriz, entre otras, se verán afectadas por este fenómeno y se espera que exista –como siempre sucede en estos casos- especulación y manipulación de la oferta y precios. Lamentablemente no se ve una pronta solución.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *