Sony empieza a reabrir las plataformas asaltadas

Cambio forzoso de contraseña en la PS3.

Sony ha empezado a restaurar los servicios de la PlayStation Network cuyo ataque el mes pasado comprometió los datos de 70 millones de jugadores. También lo anuncia para Sony Online.

En el blog de la compañía se avisa que este regreso será gradual en la mayoría de regiones del mundo y supone:conectarse a la PlayStation Network, jugar en línea en el PS3 y PSP, gestionar la lista de amigos, chat y trofeos.

Los clientes de PS3 se darán cuenta inmediatamente de un nuevo sistema de seguridad. Tendrán que cambiar su contraseña de acceso a PSN y esto sólo se podrá realizar dentro de la PS3 en la que activaron la cuenta, o por correo electrónico validado.

Sony anuncia que "muy pronto" activará la PlayStation Store y la posibilidad de comprar contenidos. La empresa asegura que "haremos todo lo posible por ganar de vuelta su confianza, es por esto que agresivamente mejoramos la seguridad de nuestra red con la más alta tecnología, desarrollamos estas medidas con expertos en seguridad". Y para agradecer la paciencia de los clientes leales anuncia un paquete de bienvenida cuyos detalles para cada región dará a conocer próximamente.

Con respecto a la actualización del sistema de la PS3, otro mensaje corporativo explica que la actualización (v3.61) es obligatoria y está disponible ahora. "Si estás usando tu PS3, la contraseña sólo puede cambiarse en tu PS3 (o en la PS3 en el cual la cuenta fue activada), para agregar una capa más de seguridad.

Si nunca has descargado contenido utilizando tu cuenta en el sistema, se enviará un correo electrónico a la dirección del ID de Inicio de Sesión (dirección de correo electrónico) asociada con la cuenta cuando intentes por primera vez iniciar sesión en PSN", El correo albergará las instrucciones para cambiar la contraseña.

Los problemas en la PSN empezaron el 19 de abril cuando Sony detectó una actividad no autorizada en la plataforma. Al día siguiente descubrió que distinto tipo de datos habían sido transferidos fuera de los servidores de PlayStation Network sin autorización y los administradores los clausuraron. La compañía contrató a una firma de seguridad para analizar el problema.

En los siguientes días, fichó a otras dos compañías con idéntico propósito. Los asaltantes borraron ficheros para esconder su presencia y escalaron privilegios en el interior de los servidores. El día 22, la compañía informó al FBI y el 26 lo notificó públicamente tanto a la comunidad internauta como a las autoridades reguladoras.

Sony defiende estos plazos asegurando que no quiso dar una información parcial que creara confusión y no decidió hacerla pública hasta no haber corroborado con las compañías contratadas el alcance del asalto. Los asaltantes dejaron un código con la palabra Anonymous y su lema, "somos legión". El grupo, sin embargo, ha negado que como tal sea el autor del asalto. Otra plataforma comprometidafue la de Sony Online

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *