Defensores de derechos de autor vigilan a Facebook y Twitter

La Ley antidescargas en España (más conocida como la Ley Sinde) no es la única que da de qué hablar en el país ibérico.

La Ley antidescargas en España (más conocida como la Ley Sinde) no es la única que da de qué hablar en el país ibérico. Esta semana se desató una polémica relacionada con el papel que desarrolla la Sociedad de Gestión de Derechos de Autor (SGAE) en ese país en Internet y, específicamente, en las redes sociales más populares como Facebook y Twitter.

Encuestas, que califican la reputación que tienen las principales entidades españolas, concluyen que la imagen que tiene la organización defensora de los derechos de autor en España es la peor de los últimos tiempos y el mismo presidente de la SGAE, Teddy Bautista, habría ordenado un plan para vigilar las redes sociales y evitar que se creen cuentas o perfiles falsos que sean manejados con el fin de atentar contra la imagen de la entidad.

El plan, que buscaría una supuesta transparencia, estaría siendo ejecutado por los inspectores que están bajo el mando de Bautista y otro de los objetivos sería mantener el control (por lo menos en lo que tiene que ver con la reputación de la SGAE) previo a las elecciones para la junta directiva de la organización que se llevarán a cabo en junio próximo.

“Hemos conseguido eliminar ya varias cuentas de usuarios que se hacían pasar por el presidente (Bautista)“, le dijo un portavoz de la SGAE a ElEconomista.

La estrategia de Bautista ha sido cuestionada por los mismos usuarios de las redes sociales que alegan que, con ese mismo plan, se estaría persiguiendo a todos los usuarios que enlazan páginas en las que se difunden contenidos piratas. Algo que, a pesar de los contenidos que ordena la Ley Sinde, para muchos de ellos es considerado como una censura a Internet.

A propósito del plan de la SGAE, ¿cuál cree que es la entidad que más se ve afectada en América Latina por la información que circula en Facebook y Twitter?

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *