Redes sociales y smartphones, en la mira de ciberataques

Según informe anual presentado por la firma estadounidense de seguridad informática Symantec.

Los ciberataques son cada vez más precisos y furtivos y abandonan progresivamente el 'spam' para volcarse en las redes sociales y los teléfonos móviles. A esta conclusión llegó la firma estadounidense de seguridad informática, Symantec, en su Informe sobre Amenazas a la Seguridad en Internet de 2010 publicado esta semana.

Symantec, que analiza cada dí­a millones de informaciones de sus redes sociales y de sus "captores" en internet, señala un aumento de 93% de los ataques en lí­nea en 2010 en el mundo. Asimismo, el informe reporta 286 millones de programas nocivos, por unos 3.000 millones de ataques.

"La principal tendencia que se destaca (en ese informe) es que se registran menos ataques masivos, pero muchos más ataques con un blanco bien preciso", señaló Laurent Heslault, director de tecnologí­as de seguridad en Symantec.

"El blanco de los ataques son sectores de la población precisos, y el objetivo es el de robar cualquier tipo de información que tenga algún valor", agregó.

De igual manera, los spams "registraron un año negro en 2010", dijo. "Si en agosto pasado se reportaban unos 250.000 millones de spams enviados al dí­a, estamos actualmente a unos 20.000 millones a 30.000 millones diarios", indicó el experto."Antes, se enviaba un virus a todo el mundo. Ahora, hay especies de 'fábricas' que multiplican las variantes y que van a entregar un programa nocivo único para cada ordenador", explicó.

"Se nota también en el informe un claro vuelco de actividades que antes giraban en torno al spam hacia las redes sociales, que son nuevos vectores de propagación", dijo. Ahora, un ordenador "infectado con una amenaza sofisticada va a comportarse normalmente. Y eso significa que puede ser ví­ctima de robo de más información", advirtió el experto.

En 2010, Symantec reportó 14 "vulnerabilidades" llamadas "cero-dí­a", ataques importantes "que utilizan fallas no detectadas en un programa de software, y que no son descubiertas hasta que los daños han sido perpetrados por un virus", destacó."Este tipo de ataques puede venderse a varios cientos de millones de dólares. Representa un verdadero mercado, un comercio subterráneo de útiles de ataques y de robos de información", resumió.

El informe señala también el aumento en un 42% de los ataques dirigidos a los teléfonos móviles, destacó Heslault. En efecto, "en numerosos casos, los cibercriminales atacan a los usuarios de teléfonos celulares introduciendo un programa nocivo en aplicaciones existentes que son legí­timas", alertó el informe.

"Hay una migración de los cibercrí­menes hacia los teléfonos móviles que representan un enorme mercado, sobre todo que a largo plazo, habrá más teléfonos celulares y tabletas electrónicas que ordenadores", concluyó Helsault.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *