Banco Mundial en la búsqueda de reducir la brecha tecnológica en AL

Con Samuel Hourdin Director de Desarrollo de Negocios Identity & Access Management Gemalto Latinamérica

Samuel Hourdin
Director de Desarrollo de Negocios Identity & Access Management
Gemalto Latinamérica

Desde la década de 1990, la tecnología en los países en desarrollo ha crecido el doble en comparación con los países ricos.

Sin embargo, dicha evolución aún no ha logrado acortar la brecha que los separa, clave para reducir la pobreza y el subdesarrollo económico y social.

La globalización y el éxodo de mano de obra altamente calificada hacia los países del primer mundo han vinculado a las naciones en desarrollo con la tecnología extranjera, pero la capacidad para absorber las nuevas tecnologías aún es limitada.

El acceso a los servicios financieros es un factor clave de desarrollo y desafortunadamente América latina arroja unos resultados pobres en consumo y penetración de servicios bancarios. Excepto Chile, el balance en la mayor parte de la región presenta un perfil claramente de subdesarrollo.

Según el estudio "Mercado Masivo de Crédito en las Siete Ciudades Líderes de Latinoamérica", realizado por MasterCard Worldwide, los países líderes de la región -Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Venezuela y México- cuentan con bajos niveles de bancarización. En dichas economías, el efectivo es el principal medio de pago y la mayoría de sus ciudadanos aún carece de acceso a productos financieros, como el crédito hipotecario, tarjetas de crédito o préstamos bancarios.

William Maloney, economista principal del Banco Mundial, advirtió que sin educación e inversión en tecnología, los países de América Latina y el Caribe están destinados al fracaso. Por su parte, Mohsen Khalil, director del departamento de Tecnologías de la información y las comunicaciones del Banco Mundial., señaló que “El impacto que tienen las TIC sobre el desarrollo es muy profundo. Pueden promover mejoras radicales para resolver algunos de los desafíos más urgentes, con soluciones sostenibles a largo plazo”.

La tecnología digital y los dispositivos móviles están cambiando el horizonte del desarrollo: acceso remoto a educación e información, acceso a servicios bancarios, acceso a nuevos medios de negocio para subsistir, menos corrupción, giros de dinero de familiares que se encuentran en otros países, e incluso la reducción de la mortalidad gracias al teléfono celular para solicitar atención médica o el apoyo de familiares.

El cambio es la única constante y la tecnología una de sus herramientas para que esos cambios posibiliten disfrutar del progreso y del bienestar; y de una forma segura.

Es por ello que el Banco Mundial está cambiando la forma de ayudar a los países en desarrollo a través de programas como eTransform Initiative. En vez de ofrecer únicamente fondos o conocimientos, esta iniciativa pone en contacto a los países con los expertos más destacados del mundo en el sector privado, académico y gubernamental. El objetivo es acelerar el uso de las TIC en proyectos gubernamentales y en la prestación de servicios públicos a los ciudadanos y empresas.

La iniciativa eTransform Initiative conecta a los gobiernos con los mejores expertos del mundo para impulsar el desarrollo del potencial de las TIC en países en vías de desarrollo y así mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Para este proyecto, el Banco Mundial necesita del apoyo de empresas de tecnología comprometidas en dedicar parte de su capital humano y su experiencia, para asistir a gobiernos, asociaciones civiles, académicas y de empresa.

Por eso, el pasado mayo, el Banco Mundial y Gemalto firmaron un Acuerdo de Cooperación para trabajar conjuntamente promoviendo el progreso social y económico en los países en vías de desarrollo, aprovechando las posibilidades que brinda la innovación en tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

Este acuerdo ofrece vehículos para compartir conocimiento y aprovechar la experiencia internacional de Gemalto en temas como la seguridad de la identidad electrónica y servicios financieros móviles para contribuir a que los gobiernos tengan mayor acceso a las mejores tecnologías, conocimientos y prácticas del mercado mundial.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *