Gobierno TI.... ¿Para qué?

Con:Rafael Álvarez Director de Outsourcing para la Región Colombia, Panamá, Venezuela y Ecuador Indra Latinoamérica ¿Ha sentido que navega a la deriva pese a implantar las últimas tecnologías de información y que además la alta gerencia le reclama porque no existe un retorno de inversión claro y acorde a las metas del negocio?... Lo que necesita es un Gobierno de TI.

Hasta hace algunos años las áreas de tecnología dentro de una compañía eran percibidas como netamente operativas y de soporte, pero con el tiempo este concepto fue cambiando y comenzaron a tener un papel de mayor importancia, convirtiéndose en un área clave para las organizaciones. Sin embargo, en ese proceso algunos han tenido éxito y otros han fracasado. Qué factores han influido para que esto suceda?

Un reconocido CIO del sector financiero asegura que parte de su éxito ha radicado en involucrar a la gerencia en las decisiones clave, pero también en relacionarse con los diferentes gerentes de la organización para conocer sus objetivos, estrategias y proyectos, como única forma de asegurar que todos estén alineados con las metas, dándoles las soluciones de TI indicadas para contribuir al logro de esos objetivos en un entorno cambiante y competitivo. En otras palabras trabajar en equipo, hablar un mismo idioma, tener claro lo que se quiere, minimizar la resistencia al cambio y medir el servicio.

Este es un aspecto importante del denominado “Gobierno de TI”, pero no es el único. Cuando se establece un Gobierno de TI se alinean, por un lado, los recursos TI a los procesos de la compañía para soportar la estrategia del negocio y alcanzar las metas trazadas. Y por otro, se integra las mejores prácticas de TI en la planificación, adquisición, implantación, delivery de la solución y soporte de la misma.

Alinear los objetivos de TI a la operación y estrategia del negocio implica también, asegurar la funcionalidad de las soluciones tecnológicas, considerar los riesgos asociados al uso de la tecnología y garantizar la calidad de la información y su entrega oportuna para la toma de decisiones.

Se trata de usar adecuadamente la tecnología generando valor a la empresa y permitiendo determinar necesidades, establecer riesgos y definir responsables, asegurar la continuidad del negocio y establecer mecanismos de medición que finalmente permitirán cuidar, preservar, extraer datos y poner a disposición de los líderes de la organización uno de los activos más valiosos: la información.

Metodologías de un Gobierno de TI

Existen varias metodologías que contribuyen a establecer un Gobierno de TI, uno de esos estándares es el COBIT (Control Objectives for Information Systems and related Technology) u Objetivos de Control de Información y las Tecnologías Relacionadas desarrollado por ISACA (Information Systems Audit and Control Association) y el IT Governance Institute, que permite administrar el riesgo, auditar la gestión del recurso y el control de los sistemas de información mediante la medición del desempeño.

Otro modelo que ha adquirido fuerza en los últimos años es ITIL (Information Technology Infrastructure Library) o Biblioteca de Infraestructura de Tecnologías de Información, una guía desarrollada por el gobierno británico que facilita la entrega de servicios en las organizaciones.

Otros modelos de referencia son la norma ISO 17799 que gestiona la seguridad de la información y ha sido desarrollado por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO); el Modelo de Maduración y Madurez, CMMI (Capability Maturity Model Integration) que evalúa la gestiona los procesos e inicialmente fue desarrollado por la Universidad Carnegie Mellon para el mantenimiento y operación de sistemas de software. Hay muchos más como COSO, ISO 38500 que suministran herramientas importantes y dan soporte a la gestión de TI. Por otra parte COBIT se integra fácilmente a otras metodologías mencionadas.

No podemos decir que hay una metodología mejor que otra. De acuerdo con los expertos, sencillamente hay buenas prácticas que deben ajustarse a las necesidades de la organización. Algunas empresas desarrollan marcos propios tomando como guía directrices o capítulos de algunos de estos modelos dependiendo de las falencias en la gestión de TI dentro de su organización.

Determine lo que necesita su organización, seleccione el modelo que prefiera o cree uno propio y comience a poner en marcha un buen gobierno de TI para generar valor de TI a su empresa y dejar de navegar a la deriva.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *