El futuro de las TI será móvil y multiplataforma

Por: Michael Dell Según el ejecutivo, los smartphones han cambiado las reglas del negocio. Cree que los espacios de trabajo estarán repletos de dispositivos Apple, Android y Microsoft.

Michael Dell ha hablado de un futuro en el que él cree que los espacios de trabajo estarán repletos de dispositivos Apple, Android y Microsoft. Además, confirmó los planes de su compañía de lanzar un tablet de 10 pulgadas que funcionará con Android.

Dell adquirió el fabricante de gestión de sistemas KACE el pasado mes de febrero. Las aplicaciones de esta firma permiten la gestión remota de dispositivos informáticos, permitiendo así que los responsables de TI puedan hacer cosas tales como parchear equipos, reforzar políticas de seguridad y mantener un ojo en todo el sistema.

KACE está especializado en un acercamiento multiplataforma a Microsoft, aunque también soporta Apple y Linux, así como dispositivos móviles como los iPhones, por ejemplo.

Pero, ¿cuál es el terremoto que está causando que lo que antes era un panorama homogéneo ahora se esté resquebrajando?

Linux ha intentado atacar al mercado de los sobremesas, pero no ha tenido éxito. Muchas compañías lo han intentado, pero han fallado. Es necesario un acercamiento diferente y muchas empresas atacaron al talón de Aquiles de Microsoft, los dispositivos móviles.

La cantidad de dinero que Microsoft ha invertido en la informática móvil desde finales de los 90 podría servir para acabar con la deuda externa de un pequeño país. En cualquier caso, ha sido la BlackBerry de RIM la culpable del principal éxito de los smartphones en el entorno empresarial . Se coló por debajo de la puerta y se introdujo en un negocio libre de Microsoft. Y aunque RIM no está pasando últimamente por su mejor momento, el rastro que ha dejado tras de sí ha facilitado que otros sistemas como el Android de Google o el iPhone de Apple hayan podido introducirse en este negocio.

Google Android es hoy en día la principal amenaza para Microsoft. Para tratar de desplazar a Microsoft en su propio territorio, Google optó por la vía de ataque móvil, pero se aseguró de que su sistema operativo móvil fuera escalable. Chico listo, Google. Está claro que queremos usar Android en los teléfonos móviles, pero también funciona igual de bien en los tablets y netbooks. Y, si un día queremos utilizarlo en nuestros equipos de sobremesa, no será muy difícil hacer la transición. Las cosas serían mucho más sencillas de gestionar si Android estuviera en todos nuestros dispositivos y Android es un sistema operativo muy cómodo de utilizar con internet y con sistemas táctiles. Pero eso será en un futuro.

Microsoft, mientras tanto, está encadenado a un caballo de carreras llamado Intel. Cada vez que ha intentado introducirse en un sector fuera del x86, sus fracasos han sido más numerosos que sus éxitos. Ha tenido éxito en el campo de los juegos, pero es la excepción, no la regla.

El peligro que representa para Microsoft Android viene no sólo del hecho de que se trata de un nuevo sistema operativo que está ganando terreno rápidamente. El principal peligro es que Android es una plataforma independiente. Como todas las versiones de Linux, Android funciona igual con los procesadores basados en ARM, en Intel o AMD.

Google no sólo está agitando el panorama de los sistemas operativos, sino que también está profundizando en la infraestructura del sistema. X86 ya no es la apuesta segura que siempre fue. De hecho, pronto podríamos ver servidores basados en ARM como parte del movimiento que nos lleva hacia la nube.

Aún queda por ver qué parte de la estructura TI de las empresas se infecta por el virus que es Android. No creemos que Windows vaya a desaparecer de los equipos de sobremesa o de los servidores de archivos en un corto plazo de tiempo. En cualquier caso, está claro que estamos inmersos en un panorama muy agitado. Esto trae consigo desafíos, pero también muchas oportunidades para aquellos capaces de detectar las tendencias.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *