Smartphones apoyan la banca móvil en Latinoamérica

Nuevos servicios de valor agregado, menores tasas de desconexión, y más ganancias, aporta la popularidad en uso de este tipo de equipos.

smartphones_400.jpg

El 8.6% de todas las unidades nuevas vendidas de telefonía en América Latina en 2010 serán teléfonos inteligentes, mientras que para el año 2014 casi un tercio (32.2%) de los nuevos aparatos vendidos, corresponderá a esta categoría de equipos, señaló David Noe, analista senior de Pyramid Research.

La disponibilidad de este tipo de equipos permitirá que la banca móvil en América Latina crezca entre los usuarios de ingresos medianos a elevados, que tienen buen manejo de la tecnología con aparatos más avanzados, consideró el analista, al brindar el ecosistema para el crecimiento de la banca móvil, lo que permitirá a los operadores ofrecer a sus clientes nuevos servicios, garantizar menores tasas de desconexión y lograr más ganancias.

El informe "Smartphones and 3G to Create Mobile Banking Opportunity for Network Operators" también examina algunos modelos comerciales bajo los que la banca móvil se puede  desarrollar: bancos, por su lado, y modelos híbridos en los que bancos y operadores trabajan uno junto al otro.

El mayor uso de teléfonos inteligentes dará un mayor acceso a mejores servicios de banca móvil, y los bancos no se perderán la oportunidad.

Pero es importante que los bancos y los operadores no apliquen un enfoque generalizador cuando desarrollen sus productos de banca móvil. "Las necesidades, capacidades de teléfono móvil y niveles de educación de los usuarios finales varían enormemente", señala Noe.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *