Andrew Miller asumió la presidencia de Polycom

Por su parte, David DeWalt asumirá el papel de chairman de la junta directiva.

miller_400.jpg

La compañía Polycom, que ofrece soluciones de comunicación de telepresencia, video y voz, anunció ayer lunes que la junta directiva de la compañía designó a Andrew Miller presidente y principal jefe ejecutivo (CEO) con efecto inmediato.

El cambio se propicia tras la renuncia de Robert Hagerty, al cargo de CEO, presidente, chairman y miembro de la junta directiva de la compañía. Para facilitar una transición sin dificultades, Hagerty desempeñará el cargo de asesor para Miller y la junta directiva.

De forma simultánea a la designación del nuevo CEO, David DeWalt, quien ocupaba hasta este momento la posición de principal director independiente de Polycom, asumirá el papel de chairman de la junta directiva. Muy pronto, Miller será designado a la junta, inmediatamente después de la Reunión Anual de Accionistas de este año.

Miller se unió a Polycom en el 2009 como vicepresidente ejecutivo de Operaciones Globales, y ha estado dirigiendo las iniciativas estratégicas de la compañía con el fin de transformar las alianzas de estrategias fundamentales de penetración del mercado, así como de los proveedores de servicios de la compañía, y de la Red de Colaboración Abierta dePolycom.

“La labor de Andy Miller ha sido decisiva para dirigir el cambio dePolycom hacia un modelo de ejecución más enfocado en el cliente, lo cual ha resultado en un crecimiento considerable para la compañía”, dijo David DeWalt, director de la junta directiva de Polycom.

“Su trayectoria en la industria, su liderazgo probado y sus habilidades con los clientes convierten a Andy en el CEO ideal para llevar a Polycom a un nivel de excelencia superior. También deseo expresarle mi gratitud a Bob Hagerty por haber impulsado el crecimiento de Polycom de 37 a 1.100 millones de dólares en sus 13 años con la compañía y por reclutar a Andy para incorporarlo a Polycom, permitiendo así esta sucesión sin complicaciones”, añadió DeWalt.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *