…¡y Avnet se fortalece!

Por Manuel Mandujano Ha comprado mercado, los "territorios" de Bell Micro y de Tallard; y ha definido ofertas de valor; su destino manifiesto es llegar a ser uno de los grandes mayoristas, y de grandes ligas

avnet_400.jpg

Ray Sadowski, director general financiero de Avnet.

Por Manuel Mandujano

El 29 de marzo de 2010 fue la compra de Bell Microproducts por aproximadamente 594 millones dólares y, luego, el 3 de mayo próximo pasado, la adquisición de Tallard Technologies (parte del brasileño Grupo Itautec) por una cantidad no revelada. Éste es distributor de valor y aquél, generalista. Ambos con oficinas regionales en Miami, Florida.

 El comprador es Avnet Inc., un distribuidor mayorista global enfocado en electrónica, componentes, productos de cómputo y tecnologías afines, software y servicios (logística incluida), que  inició una “gira” de compras por el mundo desde julio de 2008 con la adquisición de Ontrack Solutions Pvt. Ltd. ¡Desde esa fecha, no se acaba de asimilar una compra, cuando viene otra!

De esa compañía oriunda de Phoenix, Arizona, se debe reconocer su capacidad financiera manifestada por sus recursos en efectivo, cuyo monto (incluidos los “equivalentes en efectivo”) ascendió a 517 millones de dólares (dato correspondiente al cierre del su tercer trimestre fiscal, cerrado el 2 de abril de 2010). 

Momento y prisa

La intención manifiesta de las dos adquisiciones mencionadas al inicio es la “prisa” por incrementar su presencia en América Latina en donde su perfil ha sido más bien bajo, con apenas oficinas en México y Brasil.

Se da prisa o pierde el momento que le ha diseñado su buen desempeño reciente y la recuperación económica global. De ésta, el Fondo Monetario Internacional reportó el 4 de mayo del actual que el crecimiento de Latinoamérica está “cobrando dinamismo, impulsado principalmente por un fuerte repunte del consumo privado [algo por subrayarse] y por la mejora de las condiciones externas”. El organismo proyecta para 2010 un crecimiento de 4% del PIB regional, tras la contracción de 1.8% en 2009.

Respecto del desempeño del Avnet, los números de su año fiscal 2009 finalizado en junio muestran ingresos por 16,581 millones de dólares.

 En su tercer trimestre fiscal los ingresos sumaron 4,756.8 millones o un incremento de 28.5% sobre los del trimestre previo que totalizaron 3,700.8 millones.

En los tres trimestres transcurridos (o nueve meses) ha acumulado ingresos por 13,946.3 millones de dólares o 12% sobre los 12,464.5 millones de los mismos trimestres de un año antes.

Para el cuarto trimestre que finaliza en junio, la compañía espera ingresos por 5,300 millones u 11% sobre el trimestre previo (o por 4,810 millones 1% sobre el trimestre previo, según Thomson Reuters). 

Se arma el rompecabezas

La “prisa” y la oportunidad de ganar presencia en América Latina y el Caribe son también subrayadas por los voceros. Avnet tiene la visión de un mercado disperso y por eso se enfocará en canales y fabricantes locales que “no son atendidos actualmente de manera significativa”, según expresó Ray Sadowski, director general financiero, en ocasión de la compra deBell Micro.

Con el fondo de ese escenario, Sadowski agregó que el crecimiento de Avnet en la región sería de 7%-9%, como expresó a la agencia noticiosa BNamericas en ocasión de la compra de Bell Micro.

Avnet es un convidado más a participar del “pastel” latinoamericano que llega para sacudir y desequilibrar el mercado de la intermediación… ¡y llega fuerte! Por ahora, compra mercado (los “territorios” de Bell Micro y de Tallard), pero su destino manifiesto es llegar a ser uno de los grandes y de grandes ligas.

Debe decirse que uno de sus movimientos clave es la venta de soluciones para crear el cómputo empresarial en la nube, el llamado cloud computing privado. Es el primero en traer a América Latina la arquitectura de bloques virtuales de Cisco-VMware para crear los Data Center 3.0.

Su brazo operador para esa oferta diferenciadora es precisamente Tallard. Y con eso, las piezas del rompecabezas del porqué poner los ojos en Latinoamérica empiezan a tomar sentido. 

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *