Geekonomía

Autor: Juan Carreón La economía de la información se deshace y el postdigitalismo no termina de nacer; es una tormenta en la que surge la netocracia.

opinion_400.jpg 

Autor: Juan Carreón*

Los creadores y adoptadores tempranos de tecnología, los precursores de lo que los mortales comunes consumiremos en la próxima década, o sea, los geeks, son  los motores del mundo digital, afirma Hugo Pardo Kuklinski, fundador de CampusMovil.net, una red social vía dispositivos móviles para la comunidad universitaria iberoamericana.

Él ha publicado un tratado de geekonomía a fin de comprender el digitalismo y lo que denomina el postdigitalismo, desde un análisis económico de las relaciones de Red: Geekonomía. Un radar para producir en el postdigitalismo**.

Pardo describe la tormenta perfecta en la que vivimos;  en la que todo lo que creíamos sólido se disuelve en el aire, en la que una economía de la información se deshace y la nueva que la sustituya, la postdigitalista, no termina de nacer, ni tampoco las nociones que la describan a cabalidad. 

Es una tormenta en la que, desde la irrupción de Internet, los geeks han surgido como los nuevos escribas, capaces tanto de crear los instrumentos que utilizan, como de apropiarse de los ya creados, configurar lo que la sociedad consume, ubicarse al frente del capitalismo, construir sus nuevas redes, así como su clase social dominante, la netocracia, la cual ocupa los lugares más relevantes en la economía globalizada, la que inclusive llega a desplazar a políticos y grandes burócratas. 

La netocracia, por ejemplo, ha transformado la conversación de la administración pública, no gracias a la vocación de la propia administración, sino por cuenta y obra de los emprendedores web, los diseñadores de interfaces y los programadores (o sea,  de los propios netócratas), mediante la reconfiguración de viejos formatos, la creación de nuevas lógicas narrativas, industriales y legales, así como mediante la instauración de nuevos paradigmas relacionales.

Intermediarios clásicos en crisis

Esa transformación ha conducido a muchas de las crisis actuales, las de los intermediarios clásicos, tales como la industria editorial, la universidad o los laboratorios de investigación y desarrollo convencionales, a los que el poder asumido por los internautas a la hora de generar contenidos ha puesto en graves aprietos, así como en general, a la industria de la intermediación del siglo XX. 

En Geekonomía… a partir de un estudio de caso, el presente de las revistas científicas, se cuestiona el statu quo papirocéntrico de las editoriales profesionales. Éstas, en cambio, tienen un panorama diferente mediante journals científicos desintermediados que derivan en open access journals, un nuevo formato de comunicación científica que, sin afectar la imprescindible revisión entre pares, resulta una solución editorial que, a más de  económica, logra recalcar la calidad de los textos y los autores por sobre el prestigio de las publicaciones.

Valor Vs. Contenidos empaquetados

El capítulo más extenso del tratado se refiere a las universidades iberoamericanas y sus protagonistas, a los que la decisiva influencia de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en la gestión del conocimiento universitario y en todas sus prácticas, tendría que ubicarlos en el postdigitalismo, obligándolos a adoptar una posición hacia el liderazgo social, a fin de no correr el riesgo de perdurar como marcas blancas distribuidoras de títulos oficiales o, de plano, perder el monopolio de la acreditación del conocimiento. 

La actual crisis universitaria está matizada por factores que la posicionan mejor que nunca en toda su historia, pero también sufre una crisis de entornos, interfaces y métodos de aprendizaje. La clave de la renovación es que dichas instituciones añadan valor, más allá de la experiencia de consumir contenidos empaquetados. 

Las universidades deben innovar sus estrategias de enseñanza, su diseño curricular y hasta el diseño físico de los espacios, para facilitar un nuevo tipo de interrelación con sus públicos objetivos que privilegie la pertenencia. Potenciarán así el trabajo en equipo, la autoformación y la formación continua.

 *Juan Carreón es profesor titular de Sistemas Inteligentes en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desde 1985. Se le puede seguir en http://twitter.com/carreonG

**Hugo Pardo Kuklinski, Geekonomía. Un radar para producir en el postdigitalismo, http://www.publicacions.ub.es/liberweb/geekonomia/, e-book de acceso gratuito bajo licencia Creative Commons 

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *