Computación reactiva al contexto

En inglés se llama Context-Aware Computing, y se refiere al cambio constante de ejecución de ambientes del usuario; se centra en las personas, no en los dispositivos.

computacion_400.jpg

Existe un software que examina el contexto siempre cambiante de los individuos, y que reacciona ante ello. Como tal, puede estimular y mediar las interacciones de una persona con dispositivos, computadoras y otras personas, y puede ayudar a navegar en lugares desconocidos.

Es lo que se define como context-aware computing o computación reactiva al contexto o perceptiva del contexto. En este tipo de computación, el volumen de información del ambiente que rodea a las personas es más importante porque la parte interesante del mundo es lo que se puede ver, oir y tocar.

En consecuencia, hay cuatro categorías de aplicaciones context-aware o reactivas al contexto:

  • Selección inmediata
  • Reconfiguración contextual automática
  • Información contextual y comandos
  • Acciones desencadenadas por el contexto.

Ese tipo de computación enfoca una forma amplia de computación móvil en la que el usuario emplea diferentes dispositivos (móviles, estacionarios y embebidos) en el transcurso de un día.

Esos dispositivos que están comunicados y cooperando en favor del usuario conforman el sistema de computación móvil distribuida (mobile distributed computing system). Ese sistema es más amplio que la computación móvil porque se refiere a personas en movimiento no a los dispositivos móviles. Ese sistema debe proveer acceso ubicuo a información, comunicación y recursos de cómputo.

Un aspecto significativo de esa forma emergente de cómputo es el cambio constante de ejecución de ambientes. Los procesadores disponibles para una tarea, los dispositivos accesibles para desplegar información, la capacidad de la red, conectividad y los costos deben cambiar todos sobre tiempo y lugar.

Esto es, la configuración del hardware está cambiando continuamente. De igual modo, el usuario debe moverse de un lugar a otro, unirse a grupos de personas y dejarlos e interactuar frecuentemente con computadoras en tanto que cambia de situaciones.

Un reto de esta computación distribuida móvil consiste en explotar el cambiante medio de las personas con una nueva clase de aplicaciones que sean perceptivas y reactivas al contexto en el que corren, cuyo nombre genérico es context-aware software.

Ese software reactivo al contexto se adapta de acuerdo a la ubicación de uso, las variables de la gente cercana, servidores hosts y dispositivos accesibles, tanto como cambiar tales cosas en el tiempo.

Por lo dicho, debe entenderse que estamos ante una tecnología disruptiva que cambiará las reglas de juego de buena parte de la industria de TI y el consecuente desarrollo de aplicaciones. Está en disputa los context-enriched services (servicios enriquecidos con el contexto), un nuevo tipo de servicios en los que hay que iniciarse ahora, para dominarlos y arribar a otros más sofisticados en el futuro. Una llamada a los VAR.

Link de referencia:

Context-Aware Computing Applications. Bill N. Schilit, Norman Adams, and Roy Want: http://schilit.googlepages.com/wmc-94-schilit.pdf

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *