Servicios profesionales de nueva generación

El desarrollo de la industria TIC y el impacto de la desaceleración económica han innovado ese segmento y han dado otro rostro a muchas de sus expresiones; las del cloud computing son un imperativo.

idcchristopher_400.jpg

Christopher Real, analista de Servicios para América Latina de la consultora IDC.

Autor: Manuel Mandujano / Editor Compuchannel 

¿Han surgido servicios profesionales de nuevo tipo como resultado del avance de la propia industria de la tecnología de información y comunicación? ¿Mutaron como consecuencia la recesión económica desatada en septiembre de 2008? Si ha ocurrido así ¿de qué tanto ha sido el cambio y de qué modalidad la transformación?  Los avances habidos en la industria han creado soluciones originales en virtualización y cloud computing o cómputo en la nube, entre otros ámbitos.

Por lo mismo, la exigencia de un nuevo tipo de servicios profesionales ha sido una consecuencia del desarrollo de la industria. A su vez, la crisis financiera ha dado otro rostro a esos servicios, cuyos rasgos se resumen en una obligada reducción de costos, con efecto sobre la demanda y la oferta. Por suerte para el mercado demandante, las innovaciones en tecnología de información (TI) ya tenían camino andado como para responder a la lentitud del flujo de caja. 

“La oportunidad en el mercado de servicios de TI en Latinoamérica, como consecuencia de la crisis, se enfoca en temas como reducción de costos y retorno de inversión en el corto plazo”, considera Christopher Real, analista de Servicios para América Latina de la consultora IDC.   

“Bajo ese esquema –puntualiza-, las soluciones como virtualización, consolidación de servidores y Software as a Service (SaaS) son las que están teniendo una importante demanda. Eso es debido a que la solicitud de proyectos nuevos, como por ejemplo, implantación de aplicaciones de nuevos módulos, ha disminuido o se ha postergado”.  

En exclusiva, agrega que los servicios administrados de TI siguen siendo un tema importante en las organizaciones, “ya que cada vez más las empresas buscan pasar su inversión de Capex a Opex, y los proveedores de TI están cada vez más conscientes del entorno de sus clientes en temas relacionados con reducción de costos y retorno de inversión en el corto plazo”. 

Entre los Servicios Administrados de TI se incluye generalmente: monitoreo remoto de infraestructura de red, administración LAN/WAN, administración de telefonía IP, control de aplicaciones y administración de los acuerdos de niveles de servicio o Service Level Agreements (SLA)). En opinión de Real, y debido al avance de las tecnologías de información, adquieren relevancia temas como SaaS y otros importantes que consoliden soluciones e incluyan consultoría.

Al contrario, no han tenido demanda notable servicios tradicionales que no impactan la operación de la empresa, como soporte de equipo. Abunda mencionando que hay un impacto económico desfavorable en los últimos 12 meses que repercute en los servicios de TI, “particularmente en los relacionados a consultoría, educación y entrenamiento”.

En cuanto a las mejores prácticas para vender los nuevos servicios, el analista indica que son “las tradicionales, pero con énfasis en la reducción de costos (basados en metodologías como ITIL, CMM, etcétera) por parte de los proveedores de servicio”.  Con todo, IDC estima que el mercado de servicios de TI al 2009 sea una oportunidad de US$ 17,100 millones en América Latina, con un crecimiento compuesto anual de 7.4% al 2013; y que mercados como outsourcing (cuyo volumen representará 34% de aquel total), concentrarán oportunidades importantes. Algunos servicios en la infraestructura de TI son: administración de centros de datos, help desk, redes y aplicaciones hosteadas.  De siguiente generación 

Pero el outsourcing de ayer, ya no es el mismo. Ha sido remodelado por los avances de la tecnología y… por la crisis económica actual. “La siguiente generación de los servicios tercerizados no es llevar las mismas cargas de trabajo a otro lado, sino hacer pequeños los problemas de la empresa interesada”, señala en exclusiva Peter Coffee, director de la Plataforma de Investigación en SalesForce.com, compañía que ofrece Cloud Computing para empresas desde 1999.  

En entrevista realizada por separado, se pregunta qué debe ser tratado en outsourcing para responder: “lo usual, porque lo complicado de ciertos rubros es lo mismo, pero la solución no es llevarlo a otro edificio, debido a que persiste el costo de esa complejidad”.  Con el fin de “hacer pequeños los problemas” e “ir contra las escalas enormes”, Coffee propone el uso de la Plataforma como Servicio o Plataform as a Service (PaaS) de Force.com (“el Cloud Computing para crear, adquirir y ejecutar aplicaciones comerciales entregadas como servicio” de SalesForce.com). Plataforma destinada a desarrolladores, administradores de CRM y proveedores independientes de software (Independent Software Vendor o ISV).

Las aplicaciones Software as a Service quedan orientadas a usuarios. La base de esa plataforma es una arquitectura multitenant, esto es, una arquitectura compartida por muchos clientes (“inquilinos”), cuyas características clave son: partición (partitioning), seguridad multicapas, aplicaciones polimórficas impulsadas por los metadatos y ganancias significativas en escalabilidad y administración.  

“Solo si se tiene a más “inquilinos” en el mismo “edificio” se reduce el costo de la arquitectura, y eso es lo que le da sentido al outsourcing; a la nueva generación del outsourcing”, recalca Coffee. La PaaS, la alternativa de las plataformas tradicionales de desarrollo, se destina a crear aplicaciones y servicios en la Red. Esos servicios de modalidad cloud pueden segmentarse en:

·         Soluciones de negocio “as a service”

·         Desarrollo y distribución de aplicaciones

·         Administración de infraestructura y sistemas como servicio

·         Almacenamiento crítico y Funciones de servidor.  

Construir, no configurar 

En cuanto al desarrollo in-house y como servicio, Coffee destaca que PaaS es para “construir aplicaciones y no para configurar, cosa que era el servicio común del proveedor típico de software; configurar, customizar y poner a punto”.  Esa plataforma ayuda además a definir lo que se desea, por ejemplo, los permisos de acceso a la información, las políticas de confidencialidad o el apego a la legislación de países concretos.   “Esos aspectos exigen tener las habilidades necesarias –muchas de ellas nuevas-, hecho que da importancia a los profesionales que con su saber hacer  y su conocimiento llegan a lo más elevado y abstracto de la arquitectura”, apunta.

En el mismo tenor, señala el requerimiento de relacionarse con los clientes y la obligada adaptación a ellos.  Por lo dicho, indica que “agregar valor sigue siendo el mismo objetivo, pero la estrategia del proceso cambia, ya que el cliente determina el uso de la arquitectura multitenat”.

Resta señalar que con la PaaS se tiene hasta 46% de ahorro en el desarrollo de una aplicación y un retorno de 721%, según estudio de la consultora IDC. Ahora bien; respecto de lo demandado en los tiempos del “cólera” económico, Coffee coincide en que los servicios de cloud computing son solicitados con mayor frecuencia y que los adquieren tres tipos de empresas:

  1. Las desesperadas que no reducen costos y no tienen capital en abundancia.
  2. Las que están en riesgo de llegar a la desesperación y “si bien muchas de ellas son adquiridas, buscan el cloud para combinar su tecnología con la de la empresa adquirente porque es flexible y le resta lo complicado a la consolidación”.
  3. Las conservadoras que no tienen cómo hacerse de oportunidades, y que con el cloud las encuentran; “se vuelven creativas con la crisis y desarrollan nuevas aplicaciones”.

Consultores cloud 

La migración a la nube de Internet hace surgir consultores cloud que deben tener “conocimientos de procesos de negocios y conocimientos básicos de cómputo para customizar, por ejemplo, bases de datos mediante acciones point-and-click siguiendo un wizard, sin necesidad de programar”, como a su vez explica Enrique Perezyera, presidente de SalesForce.com América Latina  America y Caribe.   

Entrevistado aparte, menciona que es ideal que el consultor conozca de SOA (Service-oriented architecture: Arquitectura orientada a servicios), un concepto que, como se recuerda, define la utilización de servicios Web (aunque no exclusivamente servicios web) para dar soporte a los requisitos del negocio, facilitar la interacción entre sistemas propios o de terceros y crear sistemas altamente escalables. 

De SOA, Perezyera destaca la integración de sistemas heredados o “legacy” mediante la transferencia de archivos planos, los web services o el mashup o encapsulado. Enumera entre otros servicios profesionales asociados al cloud, los de reingeniería y los de gestión del cambio (o change management), aspecto este último relativo a la cultura empresarial.

El caso es que se abren nuevas oportunidades para todos los proveedores de servicios profesionales; los expertos y los que acaban de llegar; porque “el mercado del cloud ha pasado del desconocimiento al interés en tan solo unos cuatro años, más en América Latina que es la región de mayor crecimiento”, indica Perezyera.  Subraya además la necesidad de conjuntar más socios de negoocio “porque los necesitamos para duplicar ventas; su capacitación y certificación no toma más de cuatro semanas, o dos si se realizan con dedicación, como sucedió con el personal de Datasul, un partner de Brasil”.

Arguye que cloud computing es ahora otra disrupción en la industria TIC, como lo fue cliente/servidor, que cambia la economía de la propia industria y de cómo se compra tecnología.  “Es un mercado virgen y abierto para ser conquistado, antes de que todo sea cloud dentro de 15 o 20 años; la fiesta apenas empieza”. 

Volumen del mercado cloud 

Resta decir que el mercado total del cloud computing fue de US$16,200 millones en 2008, pero IDC pronostica US$42,300 millones en 2012 (2.6 veces más en cuatro años), “una impresionante tasa compuesta anual de crecimiento de 24% (CAGR)”, como recalca la consultora, no sin agregar que “el verdadero impacto de la nube es más significativa si se compara con la misma tasa anual de todo el software durante el período 2008-2012, que será de 6.24%” (3.8 veces menos). 

“Cuando se observa desde este punto de vista, lo que resalta es que mientras el gasto en servicios de TI en el cloud que comprenderá menos de 10% de todos los ingresos obtenidos de software, representará cerca de 25% de incremento, año tras año de crecimiento en el periodo 2011-2012.  “En resumen, los servicios en la nube toman una posición significativa en los planes y presupuestos de TI de las organizaciones en todo el mundo”, afirma IDC.A su vez, la consultora Gartner estimó en marzo de 2009 que los ingresos por los servicios cloud en el mundo alcanzarían US$ 56,300 millones en 2009, o 21.3% más que los de 2008 cuando sumaron US$ 46,400 millones. Espera que el mercado llegue a US$ 150,100 millones en 2013. 

"Cloud computing es un fenómeno amplio y diverso. Gran parte de su crecimiento representa una transferencia de los servicios tradicionales de TI al nuevo modelo cloud, pero también hay margen para la creación de importantes nuevos negocios y nuevas fuentes de ingreso”, expresó Ben Pring, vicepresidente de investigación en Gartner.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *