Intergrupo: un país no basta

Antes de finalizar 2009, estarían abiertas las oficinas de este socio colombiano de Microsoft en República Dominicana, Puerto Rico, Panamá y Costa Rica.

Darío Solórzano,

Darío Solórzano, presidente de Intergrupo.



Autor: Staff Digital Market

En cuanto a entregar soluciones al sector corporativo, Intergrupo es uno de los aliados más importantes de Microsoft. La compañía originaria de Antioquia, Colombia, lleva 13 años en el mercado y las cifras explicadas por sus directivos indican que es el principal socio colombiano de negocios de la compañía fundada por Bill Gates, duplicando en ventas a su más cercano competidor.

Intergrupo tiene tres unidades de negocio: licenciamiento, infraestructura y fábrica de software. La primera tiene que ver con la comercialización de licencias por volumen de productos Microsoft para grandes compañías.

No obstante, el licenciamiento a nivel corporativo no se parece en nada al modelo tradicional para otros segmentos, porque requiere de un acompañamiento a los clientes para que puedan implantar y aprovechar adecuadamente las soluciones.

Por esta razón, de esta actividad se desprenden dos grandes actividades: la consultoría y los servicios administrados que conforman la unidad de infraestructura.

La tercera área es la fábrica de software, una unidad enfocada en el desarrollo de aplicaciones a la medida y con la cual la compañía planea crecer fuertemente ofreciendo servicios offshore para clientes internacionales utilizando recurso humano colombiano.

Esta fábrica recibió recientemente la certificación CMM nivel 4 y se espera que antes de fin de año esté certificada en nivel 5, el máximo posible.

El éxito en Colombia hizo que Intergrupo pensara en replicar su modelo en otros países. Hace cuatro años escogió los mercados de Ecuador y España como primer paso de su expansión internacional.

“En Ecuador somos partners principales de Microsoft y ya tenemos una gran cobertura en este país. Por otra parte, la entrada en España fue distinta porque es un mercado muy diferente por el tipo de empresas, pero hemos mantenido una inversión que se ha ido consolidando”, explica Darío Solórzano, presidente de Intergrupo.

El año pasado la compañía abrió una oficina en Miami y recientemente ingresó en Perú, un país en el que espera tener un éxito similar al logrado en Ecuador. Antes de finalizar 2009 estarán abiertas las oficinas de Centroamérica con presencia en Republica Dominicana, Panamá y Costa Rica, así como una oficina en Puerto Rico.

Para el año entrante están en la mira los dos mercados más grandes de la región: México y Brasil.

La duda que surge es: ¿No están estos países bien atendidos con servicios de tecnología como los que ofrece Intergrupo? En opinión de Darío Solórzano, en algunos de estos mercados los canales no tienen un enfoque profundo en las soluciones de software y prefieren manejar varios tipos de negocios a la vez, que incluyen venta de equipos y conectividad.

“Nuestra gran diferencia está en el nivel profesional y de ingeniería. Cuando llegamos a un mercado con la oferta de servicios que tenemos nos damos cuenta que los clientes de Microsoft tienen las soluciones pero no las aprovechan como deberían”, asegura el directivo.

Solidez de canal
Actualmente, Intergrupo tiene más de 530 personas en sus unidades de negocios, más de 80% de ellas dedicadas a la ingeniería y la consultoría, pero se espera que con la expansión este personal pudiera duplicarse.

Gracias a su experiencia hombro a hombro con Microsoft, Darío Solórzano considera que “La solidez de Microsoft está ligada a la solidez que tiene su canal de distribución y esto la diferencia de sus competidores.

“Hay muchos elementos retadores para Microsoft, pero ha venido expandiendo e integrando su portafolio de productos e ingresando en áreas donde antes no estaba. Nosotros como socios de negocios seguiremos prestando servicios que agreguen mucho valor a los clientes para que
puedan optimar sus costos y hacer más con menos”, concluye el directivo.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *