¡Que florezcan mil sistemas operativos!

El cómputo interactivo se orienta a desarrollar software básico que de manera original explote plenamente la Web y el hardware de los nuevos smartphones.

Juan Carreón

Autor: Juan Carreón

La gran diversidad de sistemas operativos (SO) obedece a multitud de razones, una de las cuales, se ha dicho, es pagarle a alguien un “impuesto” para emplear una computadora, cualquiera que sea y, hasta ahora, las computadoras más empleadas se llaman teléfonos celulares.

En el mundo, por cada PC de escritorio, existen cuatro teléfonos celulares. De ahí que la forma más fácil de incorporar a las personas a la tecnología de información y comunicaciones (TIC), y vincularlas a la Sociedad de la Información y del Conocimiento, es hacer que dispongan de un teléfono celular.

El sistema operativo que más rápido crece en los celulares es el Android. La competencia es fuerte, pues existe Symbian, uno de los más difundidos, que se emplea en teléfonos como los Nokia, que son los que disponen hasta ahora del hardware más robusto.

Sin embargo, Symbian desde hace tiempo se ha quedado corto, pues SO como el del iPhone le están ganando mercado. El iPhone emplea una versión adaptada del excelente sistema operativo de la Mac, trabajo que, si bien tiene muchos logros, no es lo más adecuado para una máquina que no es una computadora personal.

Lo que se requiere para teléfonos celulares es lo que se denomina un sistema operativo que funcione reactivamente, lo que consiste en programas que corren permanentemente, esperando que sucedan eventos o acontecimientos como el que les llegue una señal inalámbrica para prender la pantalla, o que modifiquen la dirección en la que presentan resultados en la pantalla cuando el usuario modifique la posición del celular, o que detecten su posición geográfica o que si algún parámetro vital del usuario es afectado significativamente den aviso a servicios médicos de emergencia.

El mercado natural para SO como el Android no sólo es el de los celulares, sino también el de las netbooks y, en general, el de los dispositivos que instrumentan lo que se denomina la “Internet de las Cosas”. Esto es, hasta ahora sólo hemos visto la punta del “iceberg” de lo que los expertos denominan el cómputo interactivo.

Este último se orienta a desarrollar SO que desde un inicio estén pensados para la Web; en este sentido es que Android y el anunciado Google Chrome coinciden, ya que Internet plantea problemas nuevos a la tecnología típica de los SO. Otro objetivo del cómputo interactivo es tener sistemas operativos que no sean tan primitivos (como Symbian) que no explotan plenamente el hardware de los nuevos smartphones, lo cual, en particular, es lo que pretende el sistema operativo Android.

Esa es la razón por la que deben florecer mil sistemas operativos (y, de paso, reducir por la competencia el pago de “impuesto” que se paga a alguien para emplear una computadora).

Enlaces relacionados

Sitio oficial de Android
Introducing the Google Chrome OS
Symbian
iPhone

Sin etiquetas

One thought on “¡Que florezcan mil sistemas operativos!

  1. mmandujano dice:

    El autor hace la precisión de que Google Chrome OS estará orientado específicamente a las netbooks, por lo que será un sistema operativo nativo en y desde el cloud computing, y para el cloud computing. No serpa un sistema operativo recortado.

    Al autor se le puede seguir en:
    twitter.com/carreonG

    Redacción de Compuchannel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *