Desarrollo sostenible: un concepto que cobra fuerza

Reducir, reutilizar y reciclar son las propuestas para continuar en un crecimiento que económico que no comprometa el bienestar de las próximas generaciones.

Desarrollo sostenible

APC sostiene que el concepto del Desarrollo Sostenible debe estar vigente hoy más que nunca si se aspira a garantizar un equilibrio del medio ambiente en materia de recursos y de la actividad económica.

El concepto de Desarrollo Sostenible se utilizó por primera vez en 1987 por la World Conservation Strategy. El término hace referencia a un crecimiento económico, capaz de satisfacer necesidades de la sociedad en términos de bienestar a corto, medio y largo plazo. A su vez, establece el principio de que el desarrollo debe responder a los requerimientos del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

“La garantía de un equilibrio del medio ambiente en materia de recursos y de la actividad económica son objetivos fundamentales del Desarrollo Sostenible, que expresa como propósito, el uso racional de los recursos naturales y la protección del ecosistema mundial”, indicó Fernando García, vicepresidente APC by Schneider Electric Latinoamérica.

Dentro de este planteamiento, se ubica el principio de las tres R: reducir, reutilizar y reciclar:

  • Reducir el consumo cotidiano de recursos, como la energía o el agua, y de productos nocivos, como la mejor forma de prevenir.
  • La reutilización de los productos la mayor cantidad de veces posibles, generando así un mínimo impacto sobre el ambiente.
  • Reciclado, llevar a cabo cualquier proceso donde materiales de desperdicio son recolectados y transformados en otros que pueden ser utilizados o vendidos como nuevos productos o materias primas.

La aplicación de las tres R disminuye el consumo de energía, lo cual incide en un menor consumo de combustibles fósiles y se generaría menos CO2, reduciendo los niveles de lluvia acida y del efecto invernadero.

Al mismo tiempo que el concepto de Desarrollo Sostenible toma fuerzas, el crecimiento en el uso masivo de equipos electrónicos y el aumento incontrolado del consumo eléctrico se ha ido desarrollando sin tener en cuenta, paralelamente, la definición estricta de políticas ambientales a nivel global.

“Estrategias que garanticen la eficiencia energética y una actuación segura sobre la fabricación y sobre los residuos que se generan cuando los aparatos quedan en desuso, son fundamentales para combatir la basura toxica. Esta basura es un factor responsable en la degradación del medio ambiente y de la salud pública”, agregó el Sr. García.

La norma ROHS (Restriction of Hazadous Substances) apela a la restricción de ciertas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos.

Por medio de esta se restringe el uso de seis materiales peligrosos: plomo, mercurio, cadmio, cromo VI, PBB y PBDE; para la fabricación de equipos como: electrodomésticos, equipos de comunicaciones e IT, aparatos eléctricos de consumo, aparatos de alumbrado, herramientas eléctricas y electrónicas, juguetes, equipos deportivos y de tiempo libre; y maquinas expendedoras.

Por otro lado, la norma de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Waste Electrical and Electronic Equipment, WEEE) es una ley vigente desde el 2005 también para la Unión Europea que pretende promover el reciclaje, la reutilización y la recuperación de los residuos de estos equipos para reducir su contaminación.

“Si el fabricante estuviese obligado a asumir los costos sobre los danos ocasionados una vez finalizado el ciclo de vida del producto, se vería obligado a replantearse la etapa de diseño para adaptarla a los requisitos de gestión de residuos y reducir los costos posteriores”, expresó García.

Teniendo en cuenta estos criterios, se descubre una fuerte conexión entre el consumo eléctrico y la contaminación. Para generar electricidad se requiere quemar una gran cantidad de combustibles fósiles que emiten grandes cantidades de dióxido de carbono, considerado uno de los gases del efecto invernadero.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *