90% de los consumidores querría tener un medidor inteligente de gas, luz y agua

Los usuarios creen que así reducirían costos; la crisis frena la disposición a pagar más por la energía o los productos y servicios “verdes”.

IBM

Más del 90% de los consumidores querría tener un medidor de electricidad inteligente y entre un 55% y un 60% pagaría por éste una suma extra mensual o de una sola vez. Ésta es una de las conclusiones del informe “Entendiendo el consumo inteligente de energía”, realizada por IBM Global Business Services a partir de una encuesta a 5,000 consumidores de energía de todo el mundo.

El informe revela que los consumidores de electricidad y gas de todo el mundo desean tener más capacidad de maniobra para adaptar su consumo energético a sus necesidades, que, principalmente, son su deseo de economizar y reducir el impacto medioambiental.

Las razones de este deseo de mayor implicación son: Por un lado, los consumidores son cada vez menos pasivos en su relación con los proveedores de energía y por otro, prevén incrementos de precio durante los próximos cinco años, pero también un incremento de su consumo de energía.

Los contadores inteligentes son una pieza clave de las nuevas redes de distribución de energía que están desplegando las compañías del sector, ya que permiten entre otras ventajas:

  • El pago por uso, evitando las estimaciones en los recibos.
  • Se pueden gestionar de forma remota, con lo que las altas y las bajas son mucho más rápidas.
  • Proporcionan información en tiempo real sobre el consumo y gasto de electricidad, gas y agua, con lo que el consumidor puede ajustar su consumo en función de sus necesidades.

El costo, factor decisivo
Los consumidores encuestados creen que los precios energéticos subirán durante los próximos años. Si en la encuesta de 2007, un 18% creía que su recibo iba a crecer considerablemente, este porcentaje ha aumentado hasta el 23% en la encuesta de 2008.

También piensan que a pesar de este incremento de precios, su consumo seguirá tendiendo a crecer: si en la encuesta de 2007 sólo el 7% creía que se iba a incrementar sustancialmente, en la de 2008, este porcentaje ha aumentado al 11%. De ahí que, según se ve en el estudio, el deseo de reducir el costo de su recibo sea el factor que más le influya a la hora de modificar sus hábitos tradicionales de consumo, con tal de beneficiarse de descuentos.

Crisis frente a medio ambiente
La preocupación por la crisis internacional compite directamente con la preocupación de los consumidores por el medio ambiente. El número de consumidores dispuestos a pagar más por servicios y productos (no relacionados con la energía) con menor impacto medioambiental ha disminuido entre un 20% y un 30% respecto a la encuesta de 2007.

Los porcentajes también se reducen cuando se trata de energía “verde”: si en 2007 un 16% de consumidores estaba dispuesto a pagar hasta un 20% más por la energía “verde”, en 2008 esta cifra cae al 6%.

Nuevos servicios
Según la encuesta, a corto plazo, las nuevas necesidades energéticas de los consumidores vienen determinadas por su grado de iniciativa y sus ingresos. Sin embargo, a largo plazo, a medida que la Generación Y se vaya haciendo adulta, la demanda experimentará cambios más profundos.

Los jóvenes consumidores de energía (entre 18 y 34 años), que son los que tienen menos ingresos, son, según se desprende del estudio, los que están más deseosos de tener las ventajas que traen los contadores inteligentes y redes energéticas inteligentes, como son el “autoservicio” y la telegestión.

Nuevos tipos de clientes
De acuerdo con la encuesta, hay 4 tipos de clientes de energía:

  1. 22% de los consumidores encuestados se caracteriza porque aunque tiene necesidades energéticas concretas no cuenta con los ingresos necesarios para satisfacerlas.
  2. 31% de los consumidores es pasivo y no tiene interés en tomar decisiones sobre su consumo energético.
  3. 21% de los consumidores encuestados tiene las necesidades energéticas y los ingresos suficientes como para satisfacerlas.
  4. 26% de los consumidores participantes en el estudio son grandes consumidores de energía sin limitaciones de presupuesto pero sin interés por tomar decisiones sobre su consumo de energía o ser preactivos.

Según el estudio, es necesario que las utilities realicen, entre otras, las siguientes acciones:

  • Invertir en herramientas de análisis y segmentación de clientes.
  • Alinear el despliegue de infraestructuras con las necesidades de los clientes.
  • Lanzar programas y servicios que satisfagan las nuevas necesidades de los clientes.
  • Analizar continuamente las interacciones con los clientes y la información que se desprende de éstas, información que las redes energéticas inteligentes ya son capaces de recabar.
Sin etiquetas

2 thoughts on “90% de los consumidores querría tener un medidor inteligente de gas, luz y agua

  1. Arnaldo Díaz de Vivar dice:

    Me parece muy importante estos comentarios a cerca del uso de los medidores inteligente.Mucho agradecere si es posible conocer los términos de la encuesta asi como conocer quien ó quienes estan fabricando estos medidore´s y en que ciudades se estan operando y si hy resultados mejor.
    gracias .
    Arnaldo

  2. sebastian dice:

    buenas me seria impotante saber:
    – imformacion sobre medidores inteligente (principalmente de gas)
    – .datos sobre la encuesta
    – informacion sobre fabricantes de medidore inteligentes de gas
    -empresas que tienen instaldos medidores de gas inteligentes

    gracias Sebastián

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *