64% de las empresas descuida la seguridad WLAN

Investigación revela que sólo el 47% de las empresas emplea encriptación WEP o WPA en sus redes inalámbricas.

Motorola

La Unidad de Negocios de Soluciones de Movilidad Empresarial de Motorola hizo pública la investigación europea que indica que el 64% de las empresas desatiende la seguridad de sus LAN inalámbricas. La encuesta, realizada por Vanson Bourne, reveló que más de la mitad de las grandes compañías aplican las mismas medidas de seguridad tanto para sus redes alámbricas como inalámbricas.

A pesar de que las redes LAN alámbricas e inalámbricas enfrentan distintos tipos de amenazas y vulnerabilidades, sólo el 47% de las empresas emplea encriptación WEP o WPA en sus redes inalámbricas, y menos de un tercio (30%) utiliza algún otro tipo de sistema de prevención de intrusiones en entornos inalámbricos.

Actualmente, los equipos de IT enfrentan diversos problemas de seguridad en redes alámbricas e inalámbricas, y en consecuencia, deben ser conscientes de la necesidad de tratar estas redes de manera diferente.

El 79% de las organizaciones, por ejemplo, promueve buenas prácticas de seguridad al aplicar políticas de IT en toda la organización. No obstante, la investigación también reveló que el 51% de las empresas no tiene manera de hacer cumplir estas políticas en toda su red.

Asimismo, a medida que los empleados se vuelven cada vez más móviles, las redes de exteriores y los hotspots inalámbricos en cafés pueden presentar un acceso indirecto a la red que viola la seguridad de la misma.

De hecho, el 56% de las organizaciones considera que muchos empleados vulneran las medidas de seguridad al enviar datos corporativos sobre redes inalámbricas totalmente inseguras, tales como aquellas en hotspots inalámbricos en cafés, en vez de utilizar alguna forma de VPN.

Igualmente, muchos equipos de IT pierden tiempo en actividades de seguridad que podrían ser fácilmente automatizadas. Un 58% de las empresas dedica más de dos horas por semana a la búsqueda de puntos de acceso no autorizados y un 24% dedica más de 8 horas semanales, sin embargo, no advierten la existencia de otras amenazas para la seguridad de la red.

Si bien es importante dedicar tiempo a identificar puntos de acceso falsos a los que los usuarios pueden conectarse equivocadamente, enviando todos sus datos sobre el AP no autorizado y pudiendo ser interceptados por un hacker, esta tarea puede ser fácilmente automatizada.

Una seguridad inalámbrica sólida implica no sólo la prevención de accesos no autorizados a información confidencial, sino también la administración constante de todo el entorno a fin de identificar, aislar y prevenir puntos débiles y potenciales intrusiones, lo cual requiere un monitoreo constante y una visibilidad completa de la red.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *